MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

jueves, 24 de diciembre de 2009

POEMA NAVIDEÑO IMPROVISADO

Valga este poema que acabo de improvisar como una muy querida felicitación de Navidad para todos vosotros, amigos.



VIEJO BELÉN


Monto despacio mi viejo Belén

con sus figuras acurrucadas,

la Virgen, el Niño, las bestias, José,

que es lo mínimo que se despacha.

Para pastores no tengo lugar,

y para los reyes el hueco me falta.

Virgen y vaca pegadas están,

más una oveja que se colara.

José vigila con su candil,

-no ‘san’ José pues aún no lo es-

y enchufo la luz que está incorporada,

e imita un fuego de leña vivaz

sobre la madera conglomerada.

Mi corazón se llena de paz,

como si acaso participara,

al volver a encender esta luz,

en el Misterio que a todos nos salva.

8 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Felicidades, José Miguel. Gracias por un poema tan entrañable.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias a ti por haberte gustado. Un abrazo navideño.

Carlos González dijo...

Un poema muy bonito, José Miguel. Felices fiestas y un abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Muy bonito, José Miguel. Que lo pases bien en compañía de los tuyos. Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Feliz Navidad, José Miguel, y un abrazo belenista.

Felisa Moreno dijo...

Feliz Navidad Jose Miguel, gracias por pasarte por mi casa y por este poema tan precioso, me ha encantado.
Un abrazo

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, y os deseo de corazón un feliz día de Navidad en la mejor compañía.

ferabt dijo...

Josemiguel, ¡qué bonito poema!
me ha hecho recordar cómo algunas veces, demasiado pocas, me siento ante el belén a contemplar el Misterio. Deseando verlo con los ojos del niño que fui, miro sus figuritas esperando que cobren vida. ¿No sorprende que una cosa tan sencilla se repita periódicamente cada Navidad haciéndonos a todos más niños?