MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del escritor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 27 de mayo de 2017

FIESTAS Y DUELOS




Pueden coincidir en un mismo día la fiesta y el duelo. Ayer me preparaba para asistir a la ceremonia de graduación de mis alumnos de Bachibac, y me llegó la noticia de la muerte de un tío materno ya muy enfermo. Acompañé a mi madre al tanatorio, y estuve un tiempo con la familia. Más tarde asistí al acto de graduación. El contraste entre la alegría desbordante de tantos jóvenes ante su salto al resto de sus vidas fuera del instituto, y la triste evidencia de la muerte anonimante no me resultó sorpresivo, quizás por ya repetido rito. Ya a ciertas edades uno debe aceptar que parte de lo que le queda de vida se irá en tales ceremonias de iniciación y de despedida.




Imagen: Dj Spock (Weimar blog).

viernes, 19 de mayo de 2017

ENVIDIAS





Descubrir la envidia en los otros, y el frecuentemente subsiguiente deseo de causarte daño gratuitamente deviene estupefaciente. La hipocresía no resulta, en este caso, "el homenaje que el vicio rinde a la virtud" (La Rochefoucauld) sino la otra cara de la moneda del descrédito hacia ti que el envidioso intenta hacer circular entre el resto de conocidos comunes, sea vecinos, amigos, o compañeros de trabajo. El resentimiento provocado por una ahogada conciencia de fracaso existencial se vuelve en una alivio venenoso, convirtiéndose en objetivo de la existencia, al marcar un enemigo a batir, fetiche cuya caída sería la ilusoria solución a los propios males, como el sueño huidizo descrito en la Ilíada.
De la estupefacción se pasa a la ira, y, luego, al asco ante ese lamentable espectáculo de indignidad humana, en la certeza de que no es cierto que se vaya con la verdad a todas partes. Esto no empece, sin embargo, la necesidad de defenderse atacando por mero interés de supervivencia y sentido de justicia natural.
Si no eres capaz de guardar una inquina parecida, sigues sintiéndote vulnerable en la medida de que sientes que la fuerza del odio, como decía André Glucksmann, es superior a la del amor.



Imagen: Victor Tkachenko

viernes, 12 de mayo de 2017

LA CRISIS DE LA EDICIÓN





El pasado martes 9 de mayo participé en una mesa redonda de editores independientes de la Feria del libro de Cádiz en representación de la editorial MCRC. Durante su desarrollo, se apuntó la idea de que la crisis del mundo editorial ha estado provocada por la autoedición, es decir, por los blogueros que publican en forma de libro parte de sus páginas web, creyendo que todo el mundo puede ser artista.
El argumento me pareció dudoso, y así lo contestaron otros participantes. Ahora bien, si, por un parte, estoy de acuerdo con que la idea democrática del arte -la última consecuencia del arte modernitario igualitario que prescinde de la necesidad de inspiración y técnica- es perniciosa para el verdadero arte, por otra parte, estimo que la autoedición o la coedición es la única vía de publicación -en ocasiones exitosa- de escritores que no quieren o han podido verse favorecidos con el capricho pigmaliónico de editores en ocasiones endiosados y volubles (y, en todo caso, legítimamente preocupados por la viabilidad de su negocio), ni someterse a la estafa recurrente de los premios literarios.
Convivan, pues, todas las vías de publicación, y que incluso se combinen, multiplicando los formatos.


Imagen: Pantograph.