MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

domingo, 12 de agosto de 2018

EL NADADOR





El hombre que surge en bañador del bosque pautado

es un salvaje de la  memoria perdida y buscada

en los meandros del olvido crecido y piadoso.

Son las piscinas que se empeña en nadar discontinuos

círculos del infierno de la verdad sumergida,

que emerge en andas de la conciencia del tiempo perdido.











Imágenes: fotogramas y carteles de la película The swimmer (01968), protagonizada por Burt Lancaster. Algunos de estas imágenes aparecen en el vídeo de la obra audiovisual B-movie (Ballardian Video Neuronica) de John Foxx sobre los minutos 15'20'', 19'49'', y 25'05''




domingo, 5 de agosto de 2018

REVISTA DE PRENSA





En el diario ABC se indica que la Comisión Europea considera al sistema autonómico como el principal problema de España: la maraña legislativa interautonómica, propia de regímenes feudales y de nostálgicos de los derechos de portazgo, y la limpieza lingüística ejercida sobre el idioma español en ciertas autonomías dificultad el desarrollo y la movilidad de empresas y trabajadores. Todo responde a la dinámica de la oligarquía de partidos estatales de jibarizar a la sociedad civil haciéndola cada vez más dependiente del poder del Estado que ellos monopolizan.

En Francia el diario Marianne se hace eco del hashtag divulgado en Marruecos "sé un hombre, y cubre a tu mujer", que resulta una prueba añadida de que los islamistas quieren convertir el velo en la mortaja de los derechos civiles de las mujeres, algo imposible de aceptar en una República Constitucional; una legislación igualitarista en cuestión de derechos y laica impediría las ensoñaciones racistas de la petición de homogeneidad del sujeto constituyente. En este sentido, la negación de entidad sustantiva y cerrada que hace Gustavo Bueno de las llamadas esferas culturales, a las que atribuye una unidad fenoménica, contribuye a disipar esta ilusión totalitaria:

No cabe hablar, según lo que hemos dicho, por tanto, de conflictos de culturas, o de conflictos de civilizaciones; tampoco cabrá hablar de integración o de expansión de culturas. Todas estas expresiones habrían de ser reexpuestas en términos de conflictos de elementos culturales, o de integración, o de difusión de elementos o rasgos culturales. Por ello, quien considere a un elemento cultural (pongamos por caso, el sistema democrático) como universal, no podrá sin más ser acusado de etnocentrismo. Menos aún podrá ser acusado de etnocentrismo (o de monismo cultural) quien reconozca y defienda la universalidad del teorema de Pitágoras, como elemento desprendido, no ya de la cultura griega, sino de toda cultura, como estructura válida para todas las culturas, por encima de cualquier relativismo.


En Corriere della Sera Mario Garofalo analiza la propuesta de democracia directa del partido Cinque stelle a través de la plataforma digital Rousseau. El autor recuerda la afirmación de Norberto Bobbio de la imposibilidad de trasladar el sistema de democracia asamblearia directa de la Atenas periclea, integrada por unos seis mil individuos a las grandes naciones-estado actuales. El mismo Rousseau -afirma- negaba la posibilidad de la existencia de una democracia directa, al tiempo que negaba la democracia representativa, que debía residir, como recordaba Antonio García-Trevijano, en el proceso de deliberación. Por otra parte, esta increencia en el principio de representación afecta al propio autor del interesante artículo, quien, no consciente de su imposibilidad en el sistema electoral proporcional de listas cerradas o abiertas, considera que la demanda del partido Cinque Stelle del establecimiento del mandato imperativo, que llevaría a que los diputados que no cumplan el programa por el que fueron elegidos fueran revocados, como pedía también García-Trevijano, "es un peligro para la democracia por un simple motivo: vuelve a los parlamentarios controlables, no libres de actuar según el interés general". Es, ciertamente, la sombra del abate Sièyes la que sigue planeando sobre la intelectualidad europea, prorrogando en el tiempo la traición de la clase política al electorado como afirmaba el propio García-Trevijano:


Si una causa particular tuviera que explicar la traición general de la clase política al electorado, no podría ser otra que la prohibición del mandato imperativo. La Constitución es tan irresponsable que, desconociendo los fundamentos históricos de esa prohibición, la tomó de viejos textos constitucionales, sin darse cuenta de que la nueva representación proporcional se basa en el mandato imperativo de los jefes de partido. A quienes nada les importa que sean nulas todas las leyes emanadas del Congreso, por vulnerar esta prohibición constitucional.
La prohibición del mandato imperativo tuvo, en su origen, sentido revolucionario. Y hoy lo tiene completamente reaccionario. A finales de julio de 1789, Sieyès proclamó que la cuestión del mandato imperativo había quedado resuelta en la Asamblea Nacional de 17 de junio, porque la Nación no recibe órdenes de nadie. A esta razón teórica se unió la razón práctica de que el mandato imperativo que recibían sus representantes en los “cahiers de doléances” (Reforma), no contemplaba la Declaración de Derechos ni la separación del ejecutivo y el legislativo (Revolución). El sentido jurídico del viejo mandato representativo fue transformado en libre representación política, sin mandato ni delegación, es decir, en “soberanía representativa”, por utilizar la misma expresión que Sieyès.
En la cátedra española se enseña la falsedad de que la prohibición del mandato imperativo obedece a la necesidad de respetar la independencia de los legisladores, cuando jamás ha tenido esa motivación. En su origen, la prohibición fue concebida como una improvisación, para permitir la Revolución de la libertad y la separación de poderes, no previstos en los mandatos del electorado. Ahora se proclama la prohibición para impedir el mandato revolucionario de los electores; y se deroga en la práctica para mantener la dependencia del poder legislativo respecto del gobierno.


Imagen: Albert Engstrom

domingo, 29 de julio de 2018

BRUJA SANLUQUEÑA





Amigo lector:

Llevo ya algunos años veraneando algunos días en Sanlúcar de Barrameda, localidad gaditana por la que mi mujer y yo sentimos debilidad. A pesar de ser muy visitada en verano, no está masificada, y siempre que estoy allí le descubro algún aspecto nuevo. La gente allí es muy amable, no he estado en ningún sitio en el que haya comido mal, y tiene una luminosidad muy particular que se me antoja la mariposa de un paraíso impalpable. Olores y sabores de manzanilla y productos del mar te envuelven desde su Barrio Alto hasta Bajo de Guía, y te hacen soñar con vivir en el apacible trajín de sus calles.

El año pasado asistimos a la presentación de la edición española de "La bruja de Sanlúcar" escrito por el alemán Hans Krüger-Welf en 1925, autor semidesconocido que aparentemente pasó por la ciudad. 



Desgraciadamente perdí el libro en Cádiz, y, el penúltimo día de mi estancia, reconocí en "La herrería", una de esas tabernas recónditas del Barrio Alto que se debe visitar, al cotraductor de la obra, Per Kühne, residente en Sanlúcar, quien me indicó amablemente que el editor de la obra, Juan Alcón Atienza, propietario de Forum Libros, podía contarme con detalle la historia del libro original.



Ese mismo día fui a verlo para reponer mi libro perdido, y amablemente me mostró un ejemplar del libro original en alemán (Die Hexe von San Lucar) que posee, y que le estimuló a realizar la edición; concienzudamente se trasladaron de una edición a otra las xilografías originales de estilo expresionista, y resultó en un bello y cuidado libro. Queda ciertamente en el misterio la mayor parte de la vida de este autor, traductor al alemán de Bécquer, que debió pasar alguna temporada en Sanlúcar en esos ya remotos años veinte, y de donde se inspiró para escribir esta novela breve en la que confluye, como afirman los traductores, los "mitos de Eros y Tánatos".

Espero que la historia de esa bruja te resulte, amigo lector, como para mí, promesa de vivencias e intuiciones futuras que estoy seguro que esta ciudad me va a regalar.



Imagen: George Krause

domingo, 22 de julio de 2018

REVISTA DE PRENSA





La actualidad candente está marcada por la victoria más bien inesperada del candidato alternativo al oficialista en uno de los dos partidos principales de este Estado de Partidos. El País lo saluda como un giro a la derecha en el partido creado por el prócer franquista Manuel Fraga, y otros como Libertad Digital lo entienden como una rebelión del propio partido ante el proceder soberbio, laminador e ideológicamente socialdemócrata de la candidata del aparato. Antonio García-Trevijano, hablando de la lucha por el poder -pues al fin y al cabo se trata de eso- entre Errejón y Pablo Iglesias señalaba que las diferencias en el seno de un partido tienen siempre una impronta ideológica. Tal vez esa cierta carga ideológica unida al rechazo personal, y al afán de acceder a nuevos cargos a la sombra del nuevo jefe ha hecho inclinar la balanza en contra de la frustrada heredera del oligarca partidocrático Mariano Rajoy, ayuno, como todos los de su casta, de cualquier interés por sus ilusos votantes.

Siguen levantándose voces, afortunadamente, contra la pretensión de la sectaria ministra del nuevo gobierno partidocrático que pretende convertir al llamado lenguaje inclusivo, ya prohibido en la administración francesa, en la neolengua oficial, trasladable a la Carta Otorgada de 01978. Así, la académica de la Academia Mexicana de la Lengua, Concepción Company, lo califica de tontería inútil para avanzar en la igualdad entre los sexos, aunque no es capaz de ver el verdadero objetivo de éste que es marcar una relación de amigo / enemigo a lo Carl Schmitt entre quienes lo usan y no, y de cuya imposición en la Enseñanza Pública ya he hablado aquí. La oposición de la ministra al masculino como término no marcado en la oposición de género gramatical en plural porque no permite "visibilizar" a las mujeres es síntoma de una postura superficial, epidérmica que reduce los auténticos problemas de discriminación sexual a una cuestión de mera imagen sin sustancia, y ha obtenido el esperado rechazo de la RAE.

Por otra parte, el nuevo gobierno se está viendo frustrado en uno de sus proyectos más necesarios, la exhumación del cadáver de Franco¡Qué pena! los del partido que pactaron con los veterofranquistas el reparto oligárquico del poder del Estado, secuestrando la representación política, es decir, la capacidad de los ciudadanos, perdón, súbditos de elegir a un verdadero representante político y no las marionetas de las listas de partidos, ahora se ven entorpecidos en este gesto freudiano de matar al padre; padre con el que nunca quisieron hacer una verdadera ruptura democrática, sino heredar el poder absoluto, pues en España, gracias a estos miserables y sus hermanos azules, no hay separación de poderes. ¿Qué tal que coincida con el Día de la Victoria? será por fechas...

Esto entra en relación con el cacareado desengaño de Corinna respecto a las promesas del rey emérito, incluso de matrimonioPalabra de Rey... también dijo que traía la democracia, y era mentira; lo que patrocinó el sucesor de Franco a título de Rey fue un régimen de partidos donde no hay separación de poderes, ni posibilidad de que sus súbditos elijan un verdadero representante que no sea uno de los paniaguados de obediencia debida de las listas electorales. Una continuación del franquismo donde el partido único ha pasado a ser dos, con aspirantes colaterales.

Sin salir, finalmente, de este ejemplarizante ámbito, ha levantado cierto revuelo la noticia de que miles de euros de la Junta de Andalucía se gastaron en prostíbulosCon ese dinerito se pagarían, por ejemplo, más auxiliares de conversación para colegios bilingües, más profesorado de apoyo para alumnos con necesidades educativas especiales, y examinadores para que las "pruebas externas" educativas, como el BACHIBAC, que convoca la Junta lo sean en realidad.


Imagen: fotograma de All the President's men (01976)

domingo, 15 de julio de 2018

ICONOGRAFOLATRÍA




Amigo lector:

Esta palabra, iconografolatría, la he leído en el libro Asturias: catorce meses de guerra civil (01975) del semiolvidado escritor y periodista asturiano Juan Antonio Cabezas, donde el autor la empleaba para hacer referencia a los personajes de actualidad que aparecían en los semanarios gráficos de la época, cuando él, condenado a muerte, se encontraba en la presión madrileña de Porlier trabajando como redactor para la publicación carcelaria, Redención, gracias a lo cual consiguió salvar su vida de chiripa. El libro es de un extraordinario mérito literario y testimonial en la evocación de esos meses de guerra en Asturias, en el retrato de personajes y actitudes de los dos bandos, y en la descripción de la suerte de los presos republicanos, así como de la angustia de la muerte inminente. Es, ciertamente, una lástima que libros como éste no se reediten (me lo prestó un amigo que lo tenía en un destartalado chalet familiar), en estos tiempos aparentemente paradójicos de Memoria Histórica. Quizás su lirismo, su bonhomía, y su equidad no casen con la necesidad de modelos maniqueos que la partidocracia actual, hija vergonzante del franquismo, quiere imponernos para hacernos olvidar su verdadera naturaleza y origen.

En 02015 escribí un texto en Facebook sobre la crisis griega que me parece interesante recuperar:

Dentro del tumultuoso asunto de la crisis griega, se oyen opiniones despreciativas hacia la nación griega, como presunto subproducto del imperio turco, sin verdaderos lazos con el occidente europeo. Me indigna tanta ignorancia y tanto desprecio. Grecia -o mejor dicho, la Hélade, el conjunto de los territorios griegos en el continente europeo y la antigua Asia menor- mantuvo vivo el milenario imperio romano de Oriente hasta la desgraciada caída de la capital del menguado imperio, Constantinopla, abandonada a su suerte por Occidente a mediados del siglo XV, a manos de los turcos, que jamás produjeron culturalmente nada comparable a lo griego. Es cierto que casi durante 5 siglos vivieron bajo la bota turca, y no conocieron ni el Renacimiento ni la Ilustración (pero tampoco los conoció Rusia y nadie la desprecia culturalmente), aunque fue precisamente el legado clásico conservado por los bizantinos el que promovió el Renacimiento europeo, como es sabido, y ya antes de la toma de Constantinopla, como señalaba Steven Runciman; y, por otra parte, el espíritu griego resistió la dominación de los invasores, y luchó tan heroicamente por su independencia que creó un movimiento de apoyo en Europa que venció a los intereses geoestratégicos de las naciones de entonces, dadas a la no intervención (recuérdese, pues, la muerte de Byron, yendo a Grecia para sumarse a los luchadores por su independencia). Se critica, asimismo, enormemente el presupuesto militar griego, pero todos esos desinformados obvian la difícil historia con su conflictivo vecino, y antiguo explotador. No se puede despreciar la cultura griega, por tanto, sin ser un ignorante o un miserable (o las dos cosas al tiempo); así, nombres como los de Cavafis, Theodorakis o Xenakis deben sonar a cualquier persona medianamente culta. Que viva Grecia, y la perdida Hélade.

Cuando tienes varios intereses operando al mismo tiempo, si te llega un golpe grande, su efecto queda aminorado, por esa misma diversificación de la atención, lo que te impide, en fin, caer en la narcisista obsesión depresiva.

Vale.


Imagen: Conda da Satriano, Narcissus.

domingo, 1 de julio de 2018

HIPOCRESISTAS





Amigo lector:


El fin de curso ha llegado y no tengo nada de especialmente dramático que contarte. Es verdad que se llega cansado, pero si puedes organizar bien tus tiempos, puedes sobrellevarlo. Yo procuro no bajar la guardia y mantenerme activo y alerta hasta el último día, y así no tienes que soportar la frustrante espera de que todo acabe... que acabe, es falso también, pues el verano es un paréntesis ilusorio que se olvida apenas vuelves al trabajo.

Uno de mis alumnos de francés escribió en un examen la palabra hypocresiste en lugar de hypocrite, creando un palabro o monstruo lingüístico que no deja de tener su mérito como posible neologismo que funde la progresía con la hipocresía. Hipocresistas hay muchos, como los que utilizan problemas como los de la inmigración ilegal para hacerse campañas de imagen. Hace unos días, colaborando con la Cruz Roja como traductor atendí, junto a otros compañeros, a un contingente de mujeres que llegaban literalmente con lo puesto, y a las que se les pedía sus datos, se preguntaba por su destino en España, y se les entregaba, absurdamente en mi percepción, la ley de protección de datos para que la firmaran (algunas hacían un garabato, pues su analfabetismo era evidente). A diferencia de los hombres, la mayoría de ellas decía no tener donde ir (alguna dijo: Ma destination est ici, "mi destino está aquí") y, no obstante, debían dar alguno antes del día siguiente, pues lo único que podía hacer la Cruz Roja era pagarles un billete adonde indicaran. Una de las voluntarias expertas me dijo que seguro que a la mañana siguiente indicarían un destino, pero no pude evitar marcharme apenado pensando en cuántas de ellas caerán en manos de alguna red mafiosa de explotación.

He intervenido en un programa de LCTV, la televisión del MCRC. Ha sido un honor poder colaborar en la difusión del movimiento creado por Antonio García-Trevijano quien, a pesar de no ser filósofo, ha conseguido la ambición de cualquiera de éstos, crear un sistema de pensamiento que pueda dar cuenta de la realidad, pues la política, como decía el maestro, es la síntesis de todo.


Vale. 



Imagen: Paul Cadmus, Conney Island, 01934

domingo, 17 de junio de 2018

ELECCIONES FRANCESAS EN CÁDIZ


Una mañana esperando el autobús para ir al trabajo me sorprendí mucho al ver colgado de una farola un cartel de propaganda electoral donde un candidato se postulaba para elecciones ... en Marsella.






Para mi sorpresa no era el único, y ya empecé a flipar cuando vi que se habían cambiado los paneles indicativos de lugares cercanos. Supe luego que se trataba del atrezo para una película llamada The Rythm Section que se iba a rodar en Cádiz, y que exigía la transformación de parte del centro histórico en la ciudad de Marsella.













Lamenté entonces el hecho de que esto no fuera más que una ficción, y que los gaditanos no puedan disfrutar, como los ciudadanos de Marsella, de la posibilidad de elegir directamente a su representante en elecciones de distrito uninominal a doble vuelta, donde cada candidato acude (como puede verse en el cartel de la última fotografía) con un suplente, que le sustituye en caso de imposibilidad de mantenerse en el cargo por cualesquiera razones.


Aquí en Cádiz, en cambio, como en el resto de España, no podemos elegir directamente ni siquiera a nuestro alcalde, sino que los súbditos pueden solamente refrendar listas de partido de obediencia debida de parte de los candidatos al jefecillo de partido que les ofrece un sueldo a cargo del Estado, donde pastan los partidos de este régimen que han secuestrado la representación popular.

domingo, 10 de junio de 2018

VIAJEROS DE LA INCERTIDUMBRE




Amigo lector:

La semana pasada me ha librado una experiencia totalmente inesperada. Me llamó el viernes una antigua compañera, colaboradora de la Cruz Roja, por si la podía sustituir en una emergencia producida por el desembarco masivo de pateras, en la que ella iba a actuar como intérprete de francés. Dado el aprecio que le tengo, acepté en el acto, y me presenté el sábado por la tarde en el edificio Elcano de Cádiz, donde el Ayuntamiento había cedido las instalaciones del club naútico para acoger al contingente de inmigrantes que allí era trasladado, pues la policía, con los calabozos de las comisarias desbordados, había empezado a poner en libertad a los inmigrantes ilegales, dejándolos a su suerte. La Cruz Roja, pues, iba en sus vehículos a buscarlos a las comisarias y los trasladaba a centros provisionales de acogida, desde donde se les asesoraba y la propia organización corría con los gastos de comprarles billetes de autobús para los destinos que indicaran dentro del territorio nacional, si contaban con familiares o contactos que los acogieran.

Y allí me ví el sábado por la tarde, y toda la mañana del domingo entrevistando a estas personas, recabando datos sobre ellas, y ayudando al personal de Cruz Roja. Fue un verdadero choque para mí, tratar con esos hombres, que esperaban pacientemente que se les diera comida, y un destino de viaje. Gambia, Guinea, Guinea Conacri, Mali eran las naciones que oía nombrar, y el rasgo común de un viaje azaroso, de no menos de un año y medio, jalonado de abusos, desprecio racista y maltrato por parte de las policías locales, a decir de ellos.

El personal de la Cruz Roja ya experto en estas lides no se mostraba muy optimista sobre aquellos que no tenían un contacto en España, y solicitaban Barcelona y Bilbao como destino, pues temían que cayeran en manos de mafias; extremo aún más peligroso en el caso de las mujeres. Tuvimos, de hecho, que verificar la identidad de un hombre que se negaba a salir de Cádiz, pues decía que lo habían separado de su mujer y bebé al ser rescatados en Barbate. Localizados la mujer y el niño en Algeciras, logramos comprobar que era efectivamente su marido, y no alguien que se dedicara a la trata, y viajara con su víctima, como a veces ocurría.

El domingo por la mañana se presentaron las televisiones, y me pidieron que hiciera de intérprete con uno de los jóvenes rescatados, Amadou, de 19 años, de Guinea Conakri, para ser entrevistado. Chico inteligente y estudioso -ya me gustaría a mí que muchos alumnos de aquí tuvieran el nivel de francés de estas personas-, me describió en detalle la dureza de su viaje de año y medio, huyendo de la corrupción y el paro en su país, el racismo, la explotación sufridos, sus fallidos intentos de paso por Ceuta, y la fría determinación de él y de sus compañeros de morir o pasar a Europa, incluso cuando -siempre según él- unos policías del país vecino pincharon la zodiac en la que viajaban, para que se hundieran antes de llegar a tierra. Espero que le vaya bien aquí, y pueda estudiar nuestro idioma como desea, para proseguir estudios. Ciertamente, el futuro de estas personas es incierto, pues son los últimos de los últimos de la lista, y ante estas tragedias uno suspende el juicio que le pueda merecer la inmigración ilegal.

Otra gran revelación, que me hace recuperar la esperanza en la sociedad civil, es la manera de trabajar de los voluntarios de la Cruz Roja, capaces de resolver las contingencias y problemas de última hora, sin escudarse en formalismos y plazos dilatorios como en la administración pública. Su ejemplo me ha galvanizado, y me he ofrecido a colaborar para labores similares cuando se dé la ocasión que parece que no va a tardar mucho, y no puedo más que animarte, amigo lector, a colaborar también con esta benemérita organización.

Vale.