MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

viernes, 21 de abril de 2017

LEVANTERAS





El levante lleva soplando fuerte toda esta semana. El aire se rarifica, se enrosca, se enfría, como si presagiara peligros. Las sufridas ramas de los árboles urbanos aparecen orladas de aventureras bolsas de plástico, y algunos cadáveres de palomas vibran en las palmeras. Un balcón derrumbado llena aún de sus viejos cristales la calle, mientras se avanza por las desoladas avenidas como quien marcha al combate, quizás con el corazón encogido, y cierta excitación insulsa.


Imagen: Chaïm Soutine

martes, 18 de abril de 2017

MISTERIOS DE LA TRANSICIÓN: LOS EXTRATERRESTRES MONÁRQUICOS DE PONS PRADES




Escritor, historiador de los republicanos españoles en la Guerra civil y la Segunda Guerra Mundial, guionista de cine y periodista, Eduardo Pons Prades (01920-02007), nace en Barcelona de padres valencianos emigrados de filiación anarcosindicalista. Participó en la guerra civil, y luego en el maquis francés durante la guerra mundial. Regresó definitivamente a España gracias a la amnistia de 01962, donde cofundó la editorial Alfaguara y fue redactor del Diario de Barcelona.
En 01982 publica un libro titulado El mensaje de otros mundos, donde afirma haber sido contactado por unos extraterrestres en las montañas de la Cataluña norte el 31 de agosto de 01981, quienes le invitaron a subir a su nave, para darle un mensaje, consistente, por un lado, en la "revelación" de que una de las dos superpotencias de la época tenía "en proyecto la instalación de bases militares espaciales para amenazar y chantajear a todas las comunidades terrestres, en general, y a la otra superpotencia, en particular" (p. 38), y, por otro lado, en la advertencia de que estos extraterrestres congelarían a los habitantes de dicha superpotencia hasta que cejara en su empeño (parece que el farol reaganiano de la "guerra de las galaxias" no sólo engañó a la URSS, para incitarla a una inasumible escalada armamentística que contribuyó al final de la Guerra Fría, sino también a los extraterrestres de la "Armoniosa Confraternidad Universal").




El motivo de traer aquí a colación este libro justamente olvidado, fruto quizás de un narcisismo paranoico hambriento de reconocimiento (el autor se definía como "experto en perder batallas") es un pasaje de la conversación entre el autor y sus anfitriones extraterráqueos (pp. 94-95), en el que ellos hacen la alabanza de "la pareja real" española. El autor, sorprendido en su "republicanismo intransigente", se siente, empero, obligado a precisar que éste es producto de su "antimonarquismo consecuente", que no admite la imposición de dirigentes, "una vez por designios providenciales y otras por caprichos caudillales". Pons afirma así, implícitamente, la naturaleza del rey borbónico como heredero de Franco, pero realiza  inmediatamente una finta dialéctica, atacando al Conde de Barcelona como "peor enemigo" de la monarquía antes y después de su "restauración", al pretender éste una "restauración a largo plazo", "que no le hizo ningún favor al pueblo español, y un muy flaco servicio a la Monarquía instaurada en 1975".
Esta confusión entre "restauración" (la que hubiera protagonizado Juan de Borbón como legítimo representante de la línea dinástica) e "instauración" monárquica (la que encarnó Juan Carlos I como heredero electo del Dictador) es sintomática de la actitud de uno de tantos "intransigentes republicanos" en la Transición, que (en este caso gracias a la intervención de un deus ex machina intergaláctico) realizaron la pirueta ideológica y moral de aceptar el fraude dinástico establecido por Franco contra los derechos del legítimo heredero de la Corona, quien prohibió a su hijo aceptar ser el sucesor de un dictador.
Lamentablemente, los proyectos de Paz Universal revelados a Pons Prades cayeron en el olvido, al tiempo que ellos, los socialdemócratas del PSOE, llegaron al poder para descargar al pueblo del incordio de meterse en política (como en el Franquismo), e incitarlo a seguir el ritmo hedonista del ready made cultural y educativo, mientras cubrían la deriva corrupta del Jefe del Estado.

viernes, 14 de abril de 2017

GIORGIO BERNARDI PERINI. In memoriam




El pasado 18 de febrero falleció de manera imprevista el insigne latinista Giorgio Bernardi Perini en Mantua a los 87 años de edad. Profesor emérito de la Universidad de Padua y expresidente de la Accademia Nazionale Virgiliana de Mantua, fue, asimismo, uno de los más grandes especialistas en Teófilo Folengo, el Vergilius macaronicus. Su pasión folenguiana le llevó a traducir la Zanitonella, a escribir numerosos estudios, y a fundar la asociación Amici di Merlin Cocai, en la que promovió la reedición facsímil de las obras macarrónicas folenguianas, así como la creación de la revista Quaderni Folenghiani, que dirigió durante mucho tiempo.
Mi relación epistolar con él comenzó en torno a 02002, aunque ya llevaba tiempo leyendo sus escritos para la elaboración de mi tesis sobre la poesía macarrónica en España. Me habían galvanizado sus palabras sobre la naturaleza del filólogo folenguista, escritas para el congreso folenguiano de 01977: 'folenghista' sta per una figura tutta speciale, che deve riunire competenze diverse e talora antitetiche: di filologo classico, umanistico, e moderno, e che possa cementare questo coacervo di requisiti con una sicura dose di dialettologia settentrionale, specialmente mantovana. Se a tale identikit corrisponda oggi come oggi una figura realmente esistente, francamente non saprei dire, lo que me permitió valorar más justamente ante mí mismo el alcance del trabajo que estaba yo realizando. Nunca podré agradecerle al maestro su amabilidad al permitirme publicar en los Quaderni Folenghiani en varias ocasiones, y al enviarme sus libros y artículos recientes, todo lo cual ha sido un verdadero refuerzo moral para el humilde filólogo folenguista que soy.
Lamento profundamente no haberlo conocido en persona; sólo pude hablar con él una vez por teléfono, a través del de otro querido amigo desaparecido, Silvano Bassi, en Verona, hace un par de años en la ocasión de la presentación de mi edición de la obra histórica de Torello Saraina, amablemente organizada por éste y por Otello Fabris, presidente de la asociación Amici di Merlin Cocai. Me sorprendió la fortaleza de su voz, y su ánimo, a pesar de encontrarse en una situación familiar delicada, por la enfermedad de su mujer.



Paz y gloria al maestro.

viernes, 7 de abril de 2017

martes, 4 de abril de 2017

10º ENCUENTRO DEL MCRC EN CÁDIZ




El próximo jueves 6 de abril en el exterior de la estación de tren del Puerto de Santa María como punto de encuentro a las 18:40 se convoca a los miembros y simpatizantes del MCRC en Cádiz para tratar sobre las próximas acciones del movimiento en la provincia. Os esperamos.

viernes, 31 de marzo de 2017

EL MAREMOTO QUE VENDRÁ





En el documental La ola de Fernando Arroyo, se plantea la certeza de un futuro maremoto en el golfo de Cádiz dentro del periodo de los próximos mil años, con una probabilidad para cada uno de esos años mayor de la de que nos toque la lotería. Todo lo cual lleva a plantearse la necesidad de una adecuada prevención y concienciación ciudadana, que lleve, por ejemplo, a tener claro que después de un terremoto costero vendrá necesariamente una serie de olas gigantes, por lo que será necesario buscar refugio en puntos elevados, y olvidarse de la trampa mortal de los coches.
Como la gente, empero, tiende a vivir como si fuera inmortal, y, al mismo tiempo no es capaz de ver más allá de su no reconocida breve existencia, el temor se une en ella a la mezquina satisfacción de pensar que el mundo que ellos han conocido con ellos morirá.
Y pienso que esta es una de las razones por las que las personas que sí son capaces altruistamente de pensar a largo plazo encontrarán siempre resistencias en el común para adoptar medidas como las señaladas para la prevención de maremotos o de cualquier otra cosa que tenga que ver con el futuro lejano.


Imagen: Pejac

martes, 28 de marzo de 2017

EL EMBUDO PARTIDOCRÁTICO





Ya estableció Aristóteles que la oligarquía sustituye a la dictadura como forma de gobierno. Es de esta oligarquía entendida como grupo de intereses de donde nace la corrupción, que en España se ha convertido en factor necesario de gobierno. Desde la jefatura del Estado hasta las alcaldías, pasando por los variopintos parlamentos, y diputaciones, allí donde rigen los partidos del régimen se ha establecido un régimen clientelar que exige la sumisión al jefe del partido y su camarilla, a cambio de una porcioncita del pastel del Estado que se roba a los ciudadanos, perdón, súbditos, vía exacción fiscal, y de las mordidas que se puedan buenamente trasegar. Así, la misma Carta otorgada de 01978 que padecemos excluye que nadie pueda participar en la vida política si no pertenece a un partido del régimen, por lo que tal actividad se convierte en un embudo por el que solo pasan unos pocos, cuya mediocridad e inmoralidad será garantía de éxito en su carrera política.
Tal inmoralidad se contagia de arriba abajo a la sociedad civil, creando estamentos intermedios de grupos de privilegiados, menos prebendados cuanto más numerosos, que tienen la función de servir de defensa del statu quo, y de ejemplo de cara a la sociedad civil de cuál es el modo -inmoralmente- correcto de medrar en España.
Un ejemplo de esto puede ser la Universidad española, ninguna de las cuales figura en la clasificación de las 100 mejores del mundo; una situación sorprendente para la antaño octava potencia industrial del mundo. Menos sorprendente, sin embargo, si se piensa en su funcionamiento interno, que parece calcado en diversos aspectos del de los partidos del Estado. Así, el proceso de elección de los docentes es escandalosamente endogámico, con tribunales mayoritariamente formados por miembros de cada institución, por lo que el candidato "de la casa", en tanto que cuente con el favor de sus padrinos, obtendrá "su" plaza, independientemente de sus méritos. La mediocridad y el servilismo pueden ser, en ocasiones, factores determinantes tanto en un cursus académico como político. Si a esto se une la escasa docencia (danse incluso escándalos como los de los catedráticos que envían a sus becarios a dar clase por ellos, tragando éstos con tal abuso por su ambición de hacer carrera), los permisos ad libitum, las subvenciones sin auditoría, la indefensión total del alumno ante la posibilidad de calificaciones arbitrarias, y la no necesidad de justificar una labor investigadora para cobrar elevados sueldos, puede entenderse que, en ocasiones, la universidad sea el lugar donde el joven aprende -lejos ya del control férreo que se puede ejercer sobre el profesor de Enseñanza Media- la necesidad de la picaresca, de la sumisión ante la arbitrariedad, y de la mediocridad voluntaria si se quiere hacer una carrera, primero, en los "templos del saber", y, luego, si se tercia, en la política partidocrática.



Imagen: Hiromu Kira, The thinker, circa 01930

viernes, 24 de marzo de 2017

BULO DEL VIAJE






Si puedes sobrevivir al misterio de las muchas calles,

saluda al de casa adentro con la mayor alegría,

pues por su dinamismo se esparcirán las semillas

de las que nazca el nuevo viaje a viejas esquinas.





Imagen: René Magritte

viernes, 17 de marzo de 2017

REITERACIONES




La conciencia de la repetición de gestos y tareas parece aumentar el propio cansancio y desánimo. Las cuentas, los cálculos, las pequeñas satisfacciones se aúnan a una creciente y saludable indiferencia, en la esperanza de sobrevivir a este destino de Sísifo perecedero. Sin embargo, no sé siquiera, de tan cansado, si es angustia lo que se siente de sospechar lo que uno se está perdiendo entretanto.



Imagen: Jean Cocteau retratado por Philippe Halsman.

martes, 14 de marzo de 2017

ELECCIONES MUNICIPALES EN CÁDIZ, MÓNADA ELECTORAL REPUBLICANA






Las elecciones municipales en una República Constitucional deben celebrarse según el modelo de elecciones separadas para diputados y presidente de la República que caracterizarían las elecciones generales ajustadas al sistema electoral mayoritario. Así pues, los vecinos de cada localidad elegirían por separado al alcalde y al cuerpo de concejales.
La elección directa del alcalde evitaría los cambalaches políticos que configuran el sistema de listas cerradas y bloqueadas del régimen proporcional partidocrático, pues, dado que los electores no eligen realmente un representante, los partidos del Estado hacen con los votos lo que quieren, negociando entre ellos el reparto de cargos y prebendas.
Por su parte, para que la elección de concejales no se viera sometida al programa de listas típico del sistema electoral proporcional, sería tal vez necesario organizar en cada localidad subdistritos electorales uninominales que se ajustaran al número de concejales elegibles asignado a determinado porcentaje de población, previamente establecido por una ley electoral. Así, de cada uno de esos subdistritos saldría elegido un único concejal, a doble vuelta si fuera necesario.
Tal sistema fomentaría la participación ciudadana en la vida municipal a través, por ejemplo, de las Asociaciones de Vecinos, en cuyos locales harían sus presentaciones y mítines los candidatos, y donde los concejales electos podrían recibir las peticiones y propuestas de los electores de sus distritos.
Se trataría, en suma, de una democracia formal, única vía posible, salvo que se crea en la demagogia de los partidos oligárquicos actuales, para el avance en una democracia social.