MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del escritor José Miguel Domínguez Leal

domingo, 9 de diciembre de 2018

"ELEGÍA EN LA MUERTE DE UN PERRO", MIGUEL DE UNAMUNO




La quietud sujetó con recia mano
al pobre perro inquieto,
y para siempre
fiel se acostó en su madre
piadosa tierra.
Sus ojos mansos
no clavará en los míos
con la tristeza de faltarle el habla;
no lamerá mi mano
ni en mi regazo su cabeza fina
reposará.
Y ahora, ¿en qué sueñas?
¿dónde se fue tu espíritu sumiso?
¿no hay otro mundo
en que revivas tú, mi pobre bestia,
y encima de los cielos
te pasees brincando al lado mío?
¡El otro mundo!
¡Otro... otro y no éste!
Un mundo sin el perro,
sin las montañas blandas,
sin los serenos ríos
a que flanquean los serenos árboles,
sin pájaros ni flores,
sin perros, sin caballos,
sin bueyes que aran...
¡el otro mundo!
¡Mundo de los espíritus!
Pero allí ¿no tendremos
en torno de nuestra alma
las almas de las cosas de que vive,
el alma de los campos,
las almas de las rocas,
las almas de los árboles y ríos,
las de las bestias?
Allá, en el otro mundo,
tu alma, pobre perro,
¿no habrá de recostar en mi regazo
espiritual su espiritual cabeza?
La lengua de tu alma, pobre amigo,
¿no lamerá la mano de mi alma?
¡El otro mundo!
¡Otro... otro y no éste!
¡Oh, ya no volverás, mi pobre perro,
a sumergir los ojos
en los ojos que fueron tu mandato;
ve, la tierra te arranca
de quien fue tu ideal, tu dios, tu gloria!
Pero él, tu triste amo,
¿te tendrá en la otra vida?
¡El otro mundo!...
¡El otro mundo es el del puro espíritu!
¡Del espíritu puro!
¡Oh, terrible pureza,
inanidad, vacío!
¿No volveré a encontrarte, manso amigo?
¿Serás allí un recuerdo,
recuerdo puro?
Y este recuerdo
¿no correrá a mis ojos?
¿No saltará, blandiendo en alegría
enhiesto el rabo?
¿No lamerá la mano de mi espíritu?
¿No mirará a mis ojos?
Ese recuerdo,
¿no serás tú, tú mismo,
dueño de ti, viviendo vida eterna?
Tus sueños, ¿qué se hicieron?
¿Qué la piedad con que leal seguiste
de mi voz el mandato?
Yo fui tu religión, yo fui tu gloria;
a Dios en mí soñaste;
mis ojos fueron para ti ventana
del otro mundo.
¿Si supieras, mi perro,
qué triste está tu dios, porque te has muerto?
¡También tu dios se morirá algún día!
Moriste con tus ojos
en mis ojos clavados, 
tal vez buscando en éstos el misterio
que te envolvía.
Y tus pupilas tristes
a espiar avezadas mis deseos,
preguntar parecían:
¿Adónde vamos, mi amo?
¿Adónde vamos?
El vivir con el hombre, pobre bestia,
te ha dado acaso un anhelar oscuro
que el lobo no conoce;
¡tal vez cuando acostabas la cabeza
en mi regazo
vagamente soñabas en ser hombre
después de muerto!
¡Ser hombre, pobre bestia!
Mira, mi pobre amigo,
mi fiel creyente;
al ver morir tus ojos que me miran,
al ver cristalizarse tu mirada,
antes fluida,
yo también te pregunto: ¿adónde vamos?
¡Ser hombre, pobre perro!
Mira, tu hermano, 
ese otro pobre perro,
junto a la tumba de su dios, tendido,
aullando a los cielos,
¡llama a la muerte!
Tú has muerto en mansedumbre,
tú con dulzura, 
entregándote a mí en la suprema
sumisión de la vida;
pero él, el que gime
junto a la tumba de su dios, de su amo,
ni morir sabe.

Tú al morir presentías vagamente
vivir en mi memoria,
no morirte del todo,
pero tu pobre hermano
se ve ya muerto en vida,
se ve perdido
y aúlla al cielo suplicando muerte.

Descansa en paz, mi pobre compañero,
descansa en paz; más triste
la suerte de tu dios que no la tuya.
Los dioses lloran,
los dioses lloran cuando muere el perro
que les lamió las manos,
que les miró a los ojos,
y al mirarles así les preguntaba:
¿adónde vamos?

via
Imagen: Richard Müller.

jueves, 29 de noviembre de 2018

LVELC (26/11/2018) Actualidad Política Con José Miguel Domínguez Leal: Pablo Iglesias, Manifestaciones espontáneas dirigidas & Cristóbal Colón




Para este duodécimo programa, contamos en las ondas de radio de La Voz De Un Repúblico, con José Miguel Domínguez Leal de la provincia de Cádiz, uno de los responsables del Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional (MCRC). 
Escuchad aquí.

domingo, 25 de noviembre de 2018

AFRONTAR LA REALIDAD





Amigo lector:

Afrontar la realidad es difícil, y a veces el autoengaño parece una salida, y un arma dilatoria de supervivencia. Pero llega un momento en la vida en que la sumisión y la humillación no parecen monedas de cambio aceptables a cambio de la tranquilidad, que es una pasión extendida entre nosotros, como decía Antonio García-Trevijano. En los entornos humanos puede encontrarse personas que quieren imponer su voluntad a los demás de una manera explícita o bien sibilina, presentándose como imprescindibles de facto o de iure, y paralizando iniciativas ajenas, aunque resulten beneficiosas para un pretendido objetivo común, pues las sienten como una amenaza para su ambición insensata de control. Crean así un consenso oculto, un statu quo sobreentendido al que hay que someterse, pues "es lo mejor", y cuyo cuestionamiento puede llevar, en contextos laborales, a situaciones de acoso laboral, y en otros entornos, a la exclusión y soledad que redunda en parálisis y reduccionismo sectario.

Es ese espíritu de sumisión, entreverado de resignación y paciencia cristiana, el que atraviesa obras como La vida del escudero Marcos de Obregón de Vicente Espinal, frente a la exasperación vital que caracteriza a obras como Moravagine de Blaise Cendrars, o a la esperanza de mejora comunitaria que emana de la afirmación personal que trasluce en Doña Bárbara de Rómulo Gallegos, que leo en la actualidad. Es uno de esos libros que heredé de la breve biblioteca de mi padre y que no había leído nunca, pero cuyo olor a papel viejo me acompañaba desde la infancia. Tiene, pues, para mí algo de venerable.

La muerte acecha. La veo en la sentencia que pesa sobre mi mascota. La cuido, y trato de retrasarla, siguiendo las indicaciones de la veterinaria. Ella sigue viviendo su normalidad perruna, sin dar signos de menocabo vital o de dolor. El cáncer en sus fases finales es doloroso; recuerdo la muerte de un amigo muy creyente, y cómo su esposa se preguntaba porqué su muerte había tenido que ser tan dolorosa. Nos vemos desarmados ante el dolor, quizás porque desvela la ilusión dualista de alma y cuerpo, y que ni siquiera a la postre el cuerpo es rey, pues partes ínfimas de él se rebelan contra su aparente unidad, y lo minan y lo destruyen sin piedad entre dolores atroces. Ese dolor será como la persona que nos empuja para entrar en el metro, deseando acortar el viaje, aunque sea a ninguna parte, a la nada asensitiva.

Vale.


Imagen: Raymond Depardon

domingo, 18 de noviembre de 2018

ESCUELA NO APTA PARA NIÑOS (II)




Otro de los conceptos que atraviesan el programa ideológico SKOLAE es el de la "visibilidad" de las mujeres, víctimas del "androcentrismo" que es "una manera de "mirar" e interpretar el mundo, en la que el hombre es el centro y medida de todas las cosas. Es un enfoque sesgado de la realidad, ya que la cultura, el trabajo, la humanidad, e incluso las mujeres, se miden y se valoran en relación con los valores masculinos dominantes, que son los esenciales y los principales. Esta perspectiva se ha llevado a cabo sistemáticamente en todas las disciplinas, y ha supuesto la invisibilidad, desvalorización y sumisión de las mujeres en todos los ámbitos de la vida." (p. 25) Esta idea de la "visibilidad" se presenta como una metáfora reduccionista de las complejas relaciones entre hombres y mujeres en la sociedad, marcadas, sin duda, por la dependencia. Tal idea de la visibilidad es en sí un mero referente a apariencias que podrían fácilmente subsanarse a tal nivel de exterioridad sin cambiar el fondo del problema (el feminismo de género no ve o no quiere ver la contradicción en la que cae por ejemplo, al defender el velo islámico como una manifestación multicultural, y al no presentarlo como el signo de sumisión al varón que evidentemente es), y a ello responde, en mi opinión, la insistencia en el empleo del llamado lenguaje inclusivo que se presenta como remedio contra "los sesgos del lenguaje para invisibilizar a las mujeres" (p. 30), como si el lenguaje, una estructura de relaciones abstractas, que usa el masculino plural, término no marcado en una oposición binaria, para englobar a los dos géneros (gramaticales) en el plural según un principio de economía y eficacia comunicativa, fuera un ser pensante cargado de la intención "machista" de ocultar a la mujer en la forma plural. Tamaña estupidez nos retrotrae a la prehistórica concepción mágica del lenguaje en el que éste podía transformar la realidad mediante la articulación de determinadas palabras. Arma, no obstante, de predilección del feminismo de género le sirve para demostrar la eficacia del binomio amigo-enemigo, categoría de lo político establecida por Carl Schmitt, al tiempo que tal "visibilidad" lograda, le permite apartar el foco de otros casos flagrantes de discriminación de las mujeres, como los sufridos en el seno de comunidades fuertemente patriarcales, o de las situaciones de las mujeres maltratadas por los maridos que no pagan las pensiones de manutención como una forma consciente de violencia indirecta.

Podría decirse incluso que la ideología de género, de la que SKOLAE no es más que un panfleto, deriva en un "ginocentrismo" cuando habla de la economía feminista de Amaia Pérez Orozco, que insiste en "situar el género como una variable clave que atraviesa el sistema socioeconómico, es decir, no es un elemento adicional, sino que las relaciones de género y desigualdad son un eje estructural del sistema, el capitalismo es un capitalismo heteropatriarcal.(p. 37), apero concluiremos hablando de uno de los aspectos más chocantes del programa, y no nos referimos a los juegos eróticos para niños,("Reconocimiento de la sexualidad infantil desde el nacimiento despenalizando el reconocimiento y la vivencia de dicha sexualidad en el ámbito de la escuela y la familia (curiosidad sexual, juegos eróticos infantiles…(p. 68))aContenido del itinerario, cuyo materialización quedaría al arbitrio de los sufridos maestros y profesores, cuya sensatez y sentido común son superiores a la que esta estúpida sociedad mediatizada por la propaganda partidocrática cree, sino a un rasgo mucho más turbador, el rechazo al llamado "amor romántico" (El sentimiento que llamamos amor se ha de atender y analizar de manera contextualizada, atendiendo al tiempo y a la cultura. En su reconstrucción burguesa, el amor romántico ha sido definido desde la heterosexualidad y sobre la base de una división de roles dentro de la pareja. Alrededor de este amor romántico se configura un conjunto de creencias conocidas como los mitos del amor romántico (mito de la media naranja, de los celos, de la pasión eterna, del cambio por amor, de la entrega total, de compatibilizar amor con sufrimiento…) . Son imágenes idealizadas que sirven para perpetuar los desequilibrios de poder existentes, que favorecen la tolerancia de comportamientos abusivos y que se consideran como algo natural o normal en las relaciones, por lo que son resistentes al cambio. Resulta fundamental analizar con el alumnado sus posibles consecuencias y la relación de estos mitos con la violencia contra las mujeres (pp. 63-64)) . El planteamiento perverso de esta ideología, que como toda ideología en la historia parte de una visión parcial de la realidad para imponerla al resto, consiste en presentar el modelo de la pareja en la que existe maltrato o violencia -que ha conseguido sibilina y elocuentemente que se llame "de género"- como la única existente, y hace, pues, una caricatura del amor, llamándolo "romántico" fruto de una "reconstrucción burguesa" -expresión que revela en cuánta naftalina se ahogan los autores de este programa- para ridiculizar las ideas de entrega, sacrificio y transformación (con las de compartir y complementaridad) que puede conllevar un verdadero sentimiento amoroso, y que cualesquiera padres y madres de familia pueden conocer bien. El amor, como sentimiento que puede sacar lo mejor -y lo peor de nosotros mismos si sólo es una máscara del egoísmo- que nos separa y eleva del grupo, haciéndonos menos controlables, ha resultado siempre sospechoso para los movimientos totalitarios, y es ese misma desconfianza hacia el amor la que debe hacernos sospechosos a los autores y promotores de tal programa de ideologización obligatoria de niños y adolescentes.


Imagen: René Maltête

domingo, 11 de noviembre de 2018

ESCUELA NO APTA PARA NIÑOS (I)





Ha provocado cierta polémica el proyecto del gobierno foral navarro de implantar de manera progresiva un plan de coeducación llamado SKOLAE, en el que se propone entre otras actividades para niños de 0 a 6 años la realización de "juegos eróticos infantiles" (p. 68). La apariencia sórdida del asunto ha dado para muchos titulares, pero merecería la pena profundizar en lo que propone realmente este programa, y determinar cuáles son sus verdaderos objetivos.

Así, en su preámbulo se afirma que el objetivo del programa es: "acompañar a cada comunidad escolar como facilitadora del proceso de aprendizaje de niñas y niños desde que nacen y durante todas las etapas de su educación en la adquisición de las competencias necesarias que les permitan elegir su proyecto vital propio, desde la libertad y la diversidad de opciones, sin condicionantes de género sea cual sea su raza, religión, nivel económico, cultural, origen, etc." (p. 8). La idea del acompañamiento en el proceso de aprendizaje es propia del constructivismo pedagógico, matriz de la LOGSE, que relativizaba el papel del profesor como transmisor de conocimientos; aunque en este caso no se trata de que el profesor transmita nada, sino que le señale a los alumnos el modo de vida a seguir. Este "proceso" se realizará a lo largo de un "itinerario" (de los 0 a los 18 años) marcado por la consecución de unas "competencias básicas" (todo ello lenguaje muy característico de la administración educativa, aunque ya el concepto de "competencia básica", propio de la LOE, fue sustituido por el de "competencia clave" en la LOMCE, aunque no deja de ocultar la misma realidad de que se pretende evaluar maneras de actuar y no conocimientos en sí) que permitirán al alumno "elegir, construir y vivir el proyecto vital propio desde el conocimiento, la libertad y la capacidad de decidir sobre su futuro sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades, a luchar contra ellas y a ejercer su derecho a la igualdad en el ámbito de su cultura, religión, clase social, situación funcional, etc." (p. 17). Es revelador a este respecto, aparte del pedante e inexacto uso de la preposición "desde", extendido desde la época de la Transacción del 78, el que ese "proyecto vital", que se supone marcado así por unas premisas previas que le son dadas al alumno, esté relacionado con el género, es decir, con la ideología de género que se basa en la distinción normativa del feminismo clásico entre sexo biológico e identidad de género como rol social que conlleva dicho sexo, para llegar a la idea, en sus aspectos más extremos, de que el sexo biológico es irrelevante en el constructo social y cultural que debe ser el género. Último elemento que me parece digno de destacar es ese objetivo irrenunciable a la "igualdad" que atraviesa todo el documento, que debe ejercerse en el seno de la "cultura, religión, clase social" de cada alumno, lo que responde, en mi opinión, a un enfoque multiculturalista o comunitarista que entra en contradicción con la formación de ciudadanos de un Estado nación dado, y que representa un ataque a la unidad del sujeto constituyente, en un designio de atomización victimista de éste.
Definida esta "competencia global" se lo presenta estructurado en 4 "aprendizajes" que se desarrollan, a su vez, en 4 "competencias", a cumplimentar de la cuna a la sepultura escolar en tres ámbitos: el personal, el de las relaciones, y el social. Tal ambición de control y de no dejar nada al hacer, responde al designio de "hacernos competentes tanto para el diagnóstico crítico de la realidad, desde un enfoque de género bien fundamentado, como para el diseño de nuestra implicación en construir nuevas identidades igualitarias, masculinas y femeninas" (p.20). La afirmación evidente de que el programa está marcado y dirigido por una ideología concreta, en este caso, la de género (aunque eufemísticamente se hable de "enfoque" o "perspectiva") que utiliza el noble señuelo de la búsqueda de la igualdad para imponerse, sin que quepa contestación alguna a lo que se presenta como un bloque monolítico de desarrollo, nos sitúa en el terreno de una imposición ideológica intolerable -siendo además todo ideología una visión parcial de la realidad-, pues se pretende desarrollar en la escuela pública, a la que están obligados por ley a asistir los alumnos, y de carácter totalitario, pues se pretende modelar el pensamiento de los discentes en un sentido determinado, para lo que los autores del plan no se privan de citar a promotores de esta ideología como Angela Davis y Amelia Varcárcel, y a proponer "claves de género" y un "análisis desde un enfoque de género", de interpretación de la realidad, para lograr "el fomento de un pensamiento crítico entre el alumnado acerca de las desigualdades existentes en diversos ámbitos (familiar, escolar, social, laboral…). Para ello es fundamental abordar conceptos clave de la teoría de género: sistema sexo-género, socialización de género, roles y estereotipos de género, mandatos de género, identidad de género, interseccionalidad, igualdad-diferencia-desigualdad-discriminación, división sexual del trabajo, conciliacióncorresponsabilidad-sostenibilidad, sincretismo… El conocimiento de estos conceptos permitirá al alumnado realizar una lectura de las situaciones desde el enfoque de género." (p. 24)



Imagen: René Maltête

domingo, 28 de octubre de 2018

PRELUDIOS DEL FRÍO




Amigo lector:

Hace tiempo que no me dirigía a ti, muda distorsión electrónica. Estas semanas han estado señaladas por la digestión del ritmo escolar, y mis colaboraciones en medios como LCTV del MCRC y LVDUR de Julián Vileya, hablando sobre temas de educación, política y cultura. Aunque me supone un esfuerzo relativo, trato de hacerlo lo mejor que puedo, como casi todo lo que hago. Espero que la obra y el pensamiento de D. Antonio García-Trevijano sean más conocidos e influyentes en nuestra desnortada y sumisa sociedad. Sus rémoras han sido y son insidiosas, y sibilinas, pero, sobre todo, idiotas, en el sentido más originario del término. Y aquí me veo con una cara pública que no sé muy bien cómo va a aguantar todos los embates. A veces lo del valor es sólo cuestión de empeñarse en mostrarlo.

En cuanto a mi vivencia, puedo decirte que el mundo que me rodea hace crecer mi conciencia de ser efímero; multiplico gestos, algunos enfados, rasgos de ingenio, y vestimenta, como el que se pone sus mejores galas antes de ser fusilado. El amor o su ausencia me sonríe en la esquina de enfrente; lo miro, y bromeo con él; lo temo, y lo deseo, pero, ¿hasta qué punto? La edad la siento como un marco de creciente gravedad que va asentando los pasos y gestos, aunque todavía no dificultándolos; todo se ha convertido en un decorado agradable y aparentemente estable, pero en mi interior siento la sospecha de que se puede desplomar sobre mí en cualquier momento, como un kamikaze inapetente.


Vale.


Imagen: Tullio Crali, "kamikaze"