MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

martes, 12 de julio de 2011

RETAZOS DE UN VERANO (I)


El verano transcurre, quizás ni siquiera tan lento como quisiera; desencuentro rutinas, e imagino otras para organizarme este tiempo que se imagina -falsamente- más laxo. A veces me atraviesa la ira como una corriente que se enrosca en mi soberbia siempre negada. Me contento con menudencias cotidianas, y satisfacciones pedestres. ¿Me hace peor el verano? En la lectura busco reconducir ese sentimiento religioso que siento tantas veces desfallecer. Aunque también me irrita cada vez más la impostura, y eso me alivia en cierto modo.
Pienso en escribir, pero ¡no encuentro tiempo! El no ser un joven poeta (ni siquiera un poeta joven) empieza a pesarme; es absurdo, pero lo cierto es que siento que debo arrepentirme de algo, mas no sé bien de qué.
La lectura de Kavafis me enfrenta a lo que parecen obsesiones cíclicas en un autor maduro ¿es acaso inevitable verse encerrado en un tal círculo creativo? El pensar que se está haciendo algo útil -para uno mismo- es un argumento ante el que palidecen las anteojeras del burro.


7 comentarios:

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Se experimenta cierta desazón cuando uno es dueño de su tiempo. Hay que saber domeñarla. Y el hábito de la escritura ayuda.

Qué suerte no ser un "joven poeta", José Miguel.

Un abrazo.

Aurora Pimentel Igea dijo...

A veces es bueno un cambio de aires, y no digo más. Un abrazo.

PS: Digamos que se puede no ser un joven poeta o una joven promesa o lo que sea de "joven" y decir algo interesante. Joven no es igual a bueno de modo necesario.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras, Aurora y José Manuel, que son índice de vuestra amistad.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Me parece que has dado en el clavo, José Manuel: espero que la escritura me ayude a centrarme y a sacar cosas de dentro de mí que han enmudecido y se resisten a salir.
Un abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Querida Aurora, me pesa sobre todo el hecho de que al no ser ya joven, no dispongo de tanto tiempo para otorgarme silencios dilatados, y esperar transformaciones interiores... ¿o sí? Creo que he estado divagando sobre tonterías.
Espero que podamos vernos este verano.
Besos.

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

El verano es a veces tedioso. Es una estación idealizada.

Saludos.

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.