MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

martes, 14 de junio de 2011

EL PRECIO DE LA POLÍTICA

Reproduzco a continuación parte de un correo que me ha enviado mi amigo F. de Bilbao (si en algún contexto tiene sentido mantener el anonimato es éste). A F. lo conozco hace mucho años y he estado en el País Vasco en numerosas ocasiones. Él es un testigo privilegiado de lo que ocurre allí y su mail, parte de una petición de apoyo al concejal Carlos García de Elorrio que se puede suscribir a través de Internet en la página de Hazte Oír, me parece del máximo interés, y digna de reflexión:

"Conozco personalmente a este antiguo y joven concejal del ayuntamiento de Bilbao y ahora concejal electo por el ayuntamiento de Elorrio. De todos es conocido el alto riesgo que corren todos los políticos vascos que no comulgan con el credo nacionalista. Carlos García no es una excepción y con admirable valor y generosidad honra con su trabajo a la desprestigiada clase política.

Desde que lo conocí hace unos tres años, con ocasión de una ayuda que me proporcionó para solicitar algunas actuaciones del ayuntamiento de Bilbao en el colegio de mis hijos, me consta la entrega y desinterés con que realiza su trabajo.

Ahora este valiente se presenta sólo en el ayuntamiento de Elorrio a defender los intereses de los vecinos de ese municipio. Y no sólo de los pocos que le han confiado su voto sino de todos aquellos que despreciándolo, y no serán pocos, se beneficiará de lo poco que le dejen hacer por el bien de esa comunidad. Cuando oigo la simpleza tan extendida de que todos los políticos son iguales y buscan exclusivamente su propio interés respondo cabreado que no más de lo que lo hacen los médicos, abogados, periodistas o taxistas. Pero si además pienso precisamente en todos los políticos que como Carlos se juegan a diario la vida entonces mi cabreo se torna indignación y desprecio por quien se atreva a mantener esa maledicencia. Si alguien mantiene esa generalización conscientemente es un miserable".

4 comentarios:

Aurora Pimentel Igea dijo...

Pero lo de las generalizaciones, JM, se extiende porque es más fácil decir "todos son iguales" que diferenciar y reconocer el valor y la valía cuando lo hay y donde lo hay. Es más cómodo, mucho más, declararse antisistema, anarcoliberarl o de izquierdas, me es lo mismo. Y un útil parapeto, una coartada, para dejar la cosa pública y tomar el dinero y correr... a guardarlo fuera de España o a no ganárselo honradamente, defraudando, no yendo a trabajar, etc. Besos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Parece, Aurora, que un desfallecimiento y un hastío irrefrenable se extiende por nuestra sociedad. NO son tiempos de los que sentirse satisfecho. Y aún será peor.
Besos.

Brigadier Solsona dijo...

Que buen blog, me lo llevo a favoritos para, con más tranquilidad, echar un vistazo con detenimiento.

Un saludo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Brigadier. Ya nos vamos leyendo.
Saludos.