MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

viernes, 15 de abril de 2011

FINEO Y MEDUSA

A Sandra Ramos


Después de buscar la muerte del nuevo novio de su ex prometida,

el miedo agarrota a Fineo. A mirar no se atreve los mármoles

arracimados que fueron ha poco la carne anhelante

de sus aliados en el ataque al señor de la Górgona,

cabeza enhiesta de sierpes que mal de piedra prometen,

botín que blande Perseo como fanal de las sombras.

Huye en vano Fineo de la visión espantable;

La ira y la envidia del rechazado dan paso a la súplica,

inútil frente a Medusa, póstuma esposa de espanto.

4 comentarios:

Sandra Ramos dijo...

Phinei ac Medusae causa tuique pretiosi carminis gratia paginae nostrae in perpetuum iunctae sunt (preme sis pulsabulum uerbo Phinei notatum in hexametris Eduardi Burne-Jones).
Gracias, querido José Miguel, complace comprobar que los mitos clásicos siguen siendo inspiradores de hermosas imágenes poéticas.

El alegre "opinador" dijo...

Curioso texto... Solo una pregunta en mi mayúscula ignorancia. ¿Fineo no era ciego?
Impresionante fotografía.
Un saludo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Esto de los clásicos siempre lo tengo pendiente, aunque al leer tu post me ha gustado el relato. Tengo tanto pendiente de leer que creo que nunca me enfrentaré con los clásicos. Porca miseria. Un abrazo, José Miguel.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Queridos amigos, he tardado en colgar y responder a vuestros amables comentarios, pues he estado unos días en Salamanca:

Querida Sandra, quam plurimas gratis ago tibi nostras paginas in perpetuum iungenti. Los mitos unen más que separan en casos como éstos.

Amigo Opinador, muchas gracias. Hay varios héroes con el nombre de Fineo; el más famoso sin duda de ellos fue el adivino ciego al que los argonautas libraron del castigo al que le sometían las Harpías.

Nunca se sabe, amigo Paco; desde luego los clásicos son una fuente insospechada de inspiración moderna.

Un abrazo para todos.