MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 14 de junio de 2014

SUB SPECIE AETERNITATIS




La iglesia en Pornic estaba vacía, y un tanto ajena al pausado ajetreo de aquel pequeño puerto turístico. Sobre los bancos se reflejaba la luz filtrada por las vidrieras, creando, a mi antojo, una ensoñación caleidoscópica, un aleph acuático a modo de catalizador de recuerdos. Estuve largo rato contemplándolo, hijo pródigo de la tierra de lo rememorado, la patria que se construye, y a la que se quiere volver, a medida que se la inventa, y se le da forma, como en aquella iglesia: imágenes de mi infancia acudieron, vislumbres, transportes, perplejidades. Allí estaba yo, pasable fiador de la propia memoria, pequeño príncipe de lo extático no compartible, aguardando que aquellos turistas abrieran la puerta, y me expulsaran, indolentes, de mi reino abismático.
  

No hay comentarios: