MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

martes, 21 de septiembre de 2010

INVISIBLE


Lo invisible proyecta sus formas

de angustia perfecta sobre las palabras:

baraja de ángeles, Dios de los átomos

que la materia visible atraviesan,

bacilos y virus, quimeras del aire.

A ver y no verlo estoy condenado,

a descreer y creer de lo visto,

y a revestirme de lo invisible.

7 comentarios:

Alejandro dijo...

Tuyo es mi aplauso, José Miguel.
El primer y último verso rayan la genialidad... desde mi modesto entender.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Alejandro, por tus amables palabras.
Un abrazo.

pep dijo...

Supongo que no es casual que el poema también funcione leyendo los versos desde el final hacia arriba.
Y es que además lo invisible también es reversible, nos viste...¿o no nos viste?

Gran poema en todo caso.
Pasaré por aquí más veces,con tu permiso.
Es un sitio sereno, poético y agradable.
Saludos métricos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Agudas y amables observaciones de tu parte, Pep. Sé bienvenido.

Paco Gómez Escribano dijo...

Dicen que los poetas vemos lo que no se ve y que lo plasmamos a través de versos. Tú lo has "clavao", José Miguel. Un abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Algo parecido decía don Juan de los poetas. Asomarse a la raja entre los mundos. Muchas gracias, Paco.
Un abrazo.

Francesc Cornadó dijo...

De largo soy como una fila de dos millones
de microbios ordinarios
y ordinario como seis millones de hombres.

Estoy a medio camino entre la estrella y el átomo
y puedo reventar un átomo para hacer volar
todo esto hasta más allá de las estrellas.

traducción del catalán de La mesura humana.



SALUD

Francesc Cornadó