MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 22 de agosto de 2015

"TODESFUGE" DE PAUL CELAN




Todesfuge, "Fuga de muerte" es uno de los poemas más conocidos de Paul Celan, poeta judío germanoparlante (01920-01970), nacido en territorio entonces rumano. Esta composición, datada por su autor en 01945, fue recogida en su primer libro publicado en Alemania, Mohn und Gedächtnis (01952), y asimismo incluida en una antología poética realizada por el autor y publicada en Alemania en 01968 bajo el título de Ausgewählte Gedichte. Esta antología fue reproducida, traducida y anotada para Gallimard por Jean-Pierre Lefebvre en 01998 con el título de Choix de poèmes réunis par l'auteur.
El poema, que tiene un contenido autobiográfico (la familia del poeta fue exterminada por la Alemania Nacionalsocialista, y él mismo penó en un campo de trabajo hasta su liberación) adopta cierta estructura metafórica, la de la fuga, hecho inusual en la creación celaniana, que tenderá progresivamente al hermetismo semántico, y, en mi percepción, a la dislocación cubista de su imaginería, como tal vez tenga ocasión de ilustrar en el futuro.
El sujeto de la fuga -que se repetirá con mutaciones, siguiendo el ejemplo musical- aparece en el primer agrupamiento estrófico de versículos: Schwarze Milch der Frühe wir trinken sie abends / wir trinken sie mittags und morgens wir trinken sie nachts / wir trinken und trinken. El beber noche y día la leche negra del alba, como la hez de un cáliz, es inseparable del hecho de cavar (wir schaufeln) -trabajo forzado que cumplió Celan-, de cavar una tumba en el cielo donde no se está apretado (ein Grab in den Lüften da liegt man nicht eng), bajo la mirada del hombre que vive en la casa, juega con las serpientes, y escribe, y escribe cuándo oscurece en Alemania (Ein Mann wohnt im Haus der spielt mit den Schlangen der schreibt / der schreibt wenn es dunkelt nach Deutschland...).
Cavar (schaufeln) y escribir (schreiben) son dos actividades obsesivas de esta época para el poeta, que el editor francés considera manifestaciones de su voluntad de sobrevivir.
Es introducido al final del último verso citado un contratema o contrasujeto (dein goldenes / Haar Margarete), en forma de vocativo femenino, "tu pelo dorado, Margarita") cantado por una voz desesperada, a cuya aparición imprevista contribuye la falta de puntuación diacrítica.
El hombre de la casa silba (acción que no deja de ser musical) a sus perros, y silba a sus judíos para que excaven una tumba en la tierra (su cruda realidad), y les manda que toque para el baile: er pfeift seine Rüden herbei / er pfeift seine Juden hervor lässt schaufeln ein Grab in der Erde / er befiehlt uns spielt auf nun zum Tanz).
En los siguientes grupos estróficos siguientes se repite el sujeto, con la introducción de mutaciones. Así, en la segunda estrofa se introduce un nuevo contrasujeto en forma de vocativo (Dein aschenes Haar Sulamith), "tu cabello color de ceniza, Sulamita"), referencia al Cantar de los Cantares bíblico, y, por consiguiente, a los orígenes judíos del autor, que se contraponen a los ojos azules del hombre de la casa (seine Augen sind blau), que insiste en hacerlos cavar, cantar y tocar para la danza.
En la tercera estrofa aparecen los dos vocativos seguidos en un in crescendo dramático y absurdo, junto a una insistencia en el elemento musical al explicitarse el elemento de la muerte: Er ruft spielt süsser den Tod der Tod ist ein Meister aus Deutschland. El comandante nazi les grita que toquen con más dulzura la muerte, que es un Maestro en Alemania.
La última estrofa marca una apoteósis de dramatismo mediante la dislocación y superposición de los elementos del tema inicial con la repetición por dos veces del medio verso der Tod ist ein Meister aus Deutschland, cuyo ojo es azul (sein Auge ist blau). Por otra parte, la repetición y distinta distribución de los versos hace pensar en la poesía combinatoria, tal como la cultivó en España Juan Eduardo Cirlot, de primera inspiración surrealista igual que Celán.
El poema se cierra majestuosamente con una coda formada por dos versos que son los dos vocativos femeninos ya citados, opuestas figuras femeninas, quizás sentidas como contraparte, o, tal vez, trasunto de la muerte.


Ilustración: Felix Nussbaum (01904-01944), "Autorretrato con el carnet de identidad judío". Vía Weimar blog.

No hay comentarios: