MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

viernes, 15 de enero de 2010

PALABRAS DE CHESTERTON (I)




"Cualesquiera que sean los orígenes del edificio humano que está ante nuestros ojos, la familia constituye una célula central, alrededor de la cual, como una guardia de honor, velan las santas virtudes domésticas, que nos distinguen de la abeja y la hormiga. El pudor es la cortina de la tienda, y la libertad, la muralla de la ciudad. La propiedad es el cercado de la familia. El honor, su blasón. La historia se abre con una padre, una madre y un hijo, y si no somos de los que invocan una divina Trinidad, tendremos, sin embargo que invocar una trinidad humana, cuyo triángulo se repite hasta el infinito en la trama del universo. Pues el punto culminante de la historia, en el que se funda toda la historia, no es sino un nuevo triángulo invertido. O mejor dicho, es un triángulo superpuesto  y que está en intersección con el otro, formando un pentágono sagrado, más poderoso que el de los Magos y que es el principal enemigo de los demonios. La antigua Trinidad, compuesta del padre, la madre y el hijo, tenía un nombre: la familia humana. La nueva se compone del hijo, la madre y el padre y tiene un nombre: la Sagrada Familia. No se ha alterado en nada, aunque se haya invertido; lo mismo que el mundo que ella transformó"

G.K. Chesterton, El hombre eterno, ed. Porrúa, trad. de M. Aberasturi y F. de la Milla

4 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Huy, qué bonito. A mí eso de que Dios es familia me gusta mucho, me da como calor por dentro.
Respecto a la humana siempre he creído que el padre es una invención necesaria, con permiso. O sea, que como madre semper certa est... la humanidad avanza en la medida en que un hombre se responsabilice de alguien que viene y reconozca a ese niño como suyo. Creo que de las cosas más terribles que pasan es precisamente lo de los niños sin padre. Fíjate qué burra soy que me parece mejor la poligamia que un niño sin padre, al menos estamos en el antiguo testamento... (entiendase: si viene, pues viene, bendito sea Dios, ya está. Pero creo que el matrimonio es fundamental más que como cosa religiosa ...etc., como un tema de orden social, humano, no sé cómo explicar esto... Otra cosa es que haya excepciones a la "norma", y modos de vivir bien, pero como orden y para los niños, la madre bien, pero el padre fundamnetal también)

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Aurora. Tus palabras están llenas de sensatez. Un abrazo.

ferabt dijo...

Estoy muy de acuerdo con Master en nubes: si en algún caso puede estar justificada la poligamia es como mal menor frente a un hijo sin padre o madre, porque para educar a un niño es preferible el exceso que la falta. Aquí podríamos estar de acuerdo, sin que sirva de precedente, con Marina que tanto desgasta el dicho de que para educar a una persona hace falta la tribu entera(Lo malo es que en su caso tiene que ser la que él diga).
En fin Chesterton, como siempre, genial. No recordaba ya la imagen del triángulo invertido por la nueva Trinidad.
Gracias Josemiguel por traerme tan gratos pensamientos a la memoria.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Gracias, Fernando. Prometo más. Un abrazo.