MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 16 de febrero de 2013

FONTIVEROS


Salimos de Ávila hacia Fontiveros al mediodía. En mi memoria fluyen imágenes de una pequeña localidad de casas de una planta, semidesierta y ladrillosa. No sorprendía, pues, la imagen del ayuntamiento a pesar de los tonos chocantes de su fachada.



La patria de san Juan de la Cruz parecía ajena a cualquier carisma de su ilustre hijo, salvo en la existencia de un llamado Espacio, consistente en sala de actos, exposiciones y cafetería, muy típico de la España oficial y perioficial actual. Visitamos la Iglesia de san Cipriano, de estilo mudéjar. En su interior una cuadrilla de parroquianos adecentaba el templo, que contaba con un hermoso órgano.









El párroco se ofreció amablemente a mostrarnos la casa natal de san Juan de Yepes, sobre la que se levantó una capilla en el s. XVII. De aquel hogar no queda nada, y la capilla, en su implosión barroca, invitaba a cierto sentimentalismo de la ausencia.










2 comentarios:

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

¡Qué buena entrada, José Miguel! Da igual que no quede nada de la casa natal de San Juan y que haya sido sustituida por esa capilla de tan escaso mérito. La poesía de San Juan está por encima de toda contingencia y su vuelo universal y eterno la aleja de as cosas terrenales, las del mundo de los sentidos, tan efímeras, caducas y sin interés apenas.
Gracias por el reportaje y por las fotos.
Un abrazo, Javier.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias a ti, Javier, por tu fidelidad en la lectura.
Un abrazo muy fuerte.