MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

domingo, 11 de junio de 2017

CON OTELLO FABRIS EN CÁDIZ




 Otello Fabris bajo una estatua del escritor gaditano Columela




Del miércoles 7 al sábado 10 de junio se ha encontrado en Cádiz, Otello Fabris, presidente de la Associazione Internazionale per gli Studi Folenghiani para promover la creación de un grupo de investigación sobre la poesía macarrónica europea y extraeuropea. De la parte española participará el Departamento de Filología Clásica de la Universidad de Cádiz, dirigido por el prof. D. José María Maestre Maestre, y la dirección científica de dicho grupo corresponderá al doctor D. José Miguel Domínguez Leal, quien esto escribe, antiguo discípulo de éste y socio senior de la Associazione Amici di Merlin Cocai, autor, asimismo, de la tesis doctoral inédita La poesía macarrónica en España, y de numerosas publicaciones sobre ésta y la influencia de Teófilo Folengo en España.
Durante su estancia en Cádiz, el sr. Fabris fue amablemente agasajado por el prof. Maestre, (en cuya compañía puede vérsele en las fotos siguientes), quien le reveló algunos de los secretos de la trimilenaria ciudad con su inagotable erudición.

































El conocimiento gastronómico de la ciudad tampoco fue descuidado, y tuvo su broche de oro con una cena en El Faro, el restaurante más reputado de la ciudad. Se intercambiaron obras publicadas por la Associazione Amici di Merlin Cocai y el Departamento de Filología Clásica de la Universidad de Cádiz, y se reafirmaron ambas partes en la voluntad de realizar coediciones de obras sobre la literatura macarrónica.











































Fue, por mi parte y la de mi mujer, Lola, un placer y un honor acoger en Cádiz a un amigo tan amable y querido como Otello, al que acompañamos a algunos rincones emblemáticos de la ciudad desde el punto de vista gastronómico y cultural, como el Café Royalty, la taberna La Sorpresa, el típico desayuno con churros en la Plaza de las Flores, el yacimiento arqueológico Gadir, y de salazones, así como una visita al teatro romano de Cádiz y diversas iglesias. Fue especialmente emotivo para Otello, poder pasar bajo las murallas que cruzó su admirado Pietro Querini en 1431.



No hay comentarios: