MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del escritor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 10 de marzo de 2018

LA MUERTE DE ADÁN




El viejo imposible ya no respira, ya no se mueve.

Los jóvenes semidesnudos que lo rodean se agitan;

las hembras lloran sin saber muy bien el motivo,

los hombres miran absortos el cuerpo escarificado,

las pieles que cubren el gigantesco pecho menguado,

y elevan la vista a las cañas que tejen la mísera choza,

mientras una angustia indecible trabaja sus mentes,

igual que el viento que azota sus cuerpos en el labrantío.

Sienten pavor de pensar que nunca más sus oídos

oigan esa voz primordial que llenó de palabras

y nombres la pertinaz soledad del mundo reciente.

Vuelven entonces los ojos hacia la madre de todos,

la del doliente misterio, la de los ojos hermosos:

ella sale, y les señala la tierra compacta

que debe guardar el secreto de su gigante dormido.





Imagen: Piero della Francesca, "La muerte de Adán" (detalle)

No hay comentarios: