MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 12 de mayo de 2012

CRACOVIA



En la torre catedralicia y desemparejada
daba su hora cuadrangular la trompeta lejana.
La noche se recogía entre velas y jóvenes curas.
En la cama sin sábanas del hotel que tomamos
en el barrio judío apuraba las horas al modo
de quien intenta salvar el recuerdo de un vívido sueño,
junto a sus pies ondulantes, severos, sus ojos azules
a los que sus dientes tan blancos daban un toque de espanto.
Bajo los edredones que desollaban mis codos,
mi amor supuraba sobre su gótico vientre rosado.
¡Ciudad en penumbra donde nos amamos en lengua prestada!
Saboreando derrotas salí de sus piernas estrictas,
y anduve por calles dilapidadas; soñé que me amaba,
como el soldado que canta su libertad recobrada.

No hay comentarios: