MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

martes, 13 de abril de 2010

PAISAJE CON ÍCARO



El mundo, poblado de luz, se muestra

industrioso; el arado enreda surcos,

que en marcha al aprisco el ganado esquiva,

y el mar serpentea de carabelas.

Todo ajeno parece al remolino

ralo de plumas, epitafio urgente

del hombre que en horror de cera cae

del alto cielo, haciendo breve espuma,

perdida en la estela de los navíos.

Muerte inadvertida es, minimizada

en el ángulo hosco de la ironía

que revuelo de piernas hace de Ícaro.



El cuadro Paisaje con la caída de Ícaro es atribuido a Brueghel el Viejo y se encuentra en el museo de Bellas Artes de Bruselas. Es, evidentemente, el que ha inspirado este poema en endecasílabos blancos. Se lo dedico a JM Benítez Ariza, quien me anima siempre a usar la métrica tradicional castellana. Este cuadro inspiró también a Willian Carlos Willians y W. H. Auden.

11 comentarios:

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Hola

Mira, en nuestro post de Duelos de Poesía, Nuestro visitante: blanca flores cueto ha querido retarte a un duelo poético contra Raquel.

Y nosotros estamos deseosos de que participes.

¿Aceptas el reto?

Saludos cordiales,
Los caballeros de la Dama de Cristal
PD. Nuestro valor en compartir poesía, no la confrontación.

Carlos González dijo...

Me ha gustado el poema, José Miguel. Yo no entiendo mucho, pero Paco Gómez también tiene un montón de poemas hechos mirando a cuadros. Me dice que un cuadro es una mina a la hora de componer una poesía. Saludos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Ardidos caballeros:

Es una simpática propuesta, pero la verdad es que nunca me he batido en duelo con nadie (en el colegio sólo me peleaba si no podía salir por patas), y, además, como soy calvo, no creo que me quedara bien la corona de laurel virtual que me impusiérais en el caso improbable de que "ganara" a Raquel, cuyo blog sigo desde sus comienzos. Preferiría competir con ambas damas, retadora y duelista, por ver quién paga el café de cuando nos conociéramos, pues todavía no he tenido ese placer.
Sed bienvenidos en buena hora, caballeros, a este humilde blog.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Carlos. Paco tiene razón con lo de los cuadros. A ver si nos deleita con alguna de sus composiciones.
Un fuerte abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

A mí me motivan especialmente los de Dalí, José Miguel. Es mirar uno y ponerme a escribir, lo que pasa es que, claro, salen surrealistas. Me ha gustado mucho el tuyo. Un abrazo.

El alegre "opinador" dijo...

El pobre Ícaro, con la que lió para subir al cielo, acaba en un chapuzón anónimo en una esquina casi imperceptible de una cuadro.
Un abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, amigos Paco y Opinador.
Sendos abrazos.

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Jajajaja, Don jose Miguel, hablaremos con Blanca para saber si se une al disfrute del duelo. Y pues entonces que sea de tres.

Pronto te traeremos noticias.

Saludos,
Los Caballeros de la Dama de Cristal

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Moderador,

No pareces haberme entendido bien, pues no tengo la menor intención de "batirme" con estas damas.
Cordiales saludos.

ferabt dijo...

Maravilloso poema Josemiguel, especialmente la primera parte que se centra en lo que, para mí, es más importante: el tranquilo discurrir del trabajo rural ajeno a la precipitada vida de la urbe. Esa luz crepuscular resalta el volumen de los surcos trabajados con sudor sí, pero que después rendirán el fruto deseado y merecido.
Al lado de esto, y a modo de contrapunto, aparece el vuelo fracasado de Ícaro como un heraldo de la agitada vida moderna, la búsqueda incesante de la novedad que a menudo conduce al hombre a su desquiciamiento.
Cuán dulce resulta la mirada perdida del pastor, en un cielo que quizás ansía, acompañado de su can, ajeno a sus meditaciones pero amigo fiel y sumiso.
(después de hablar contigo por teléfono)

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Me alegra mucho de que te haya gustado, Fernando. Un abrazo.