MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

martes, 20 de abril de 2010

ARS POETICA

A José Miguel Ridao, a la espera de nuevas dosis de su blogueína

Tras leer muchas indicaciones de cómo escribir poesía, vi las cosas con claridad, y elaboré mi propia


ARS POETICA


Si digo “juego”,

en un verso me cabe el Universo,

que no dice lo que tu beso.

Si digo “piedra”,

siempre acaba siendo la misma piedra.

Si digo “poesía”,

agonizo de escalafón y muero de manual.

Si digo “metapoema”,

me escupo en pedante cohorte.

Si digo “amor”,

escribo un epitafio.

Si digo “vida”,

firmo un protocolo con las nubes.

Si digo “muerte”,

entiendo un cielo negro que sobreentiende los cuellos.

Si digo “silencio”,

remedo a un Judas de perfil eterno.

Y si digo “anáfora”,

me justifico y vuelvo a empezar.

6 comentarios:

Aurora Pimentel Igea dijo...

¿Y esas gafas? Quiero unas así, para no ver, ver a medias o nada a veces, que se está bien sin ver...

Oye, y el poema me gusta mucho. Lo de metapoema me he reído un rato.

Un abrazo fuerte.

Paco Gómez Escribano dijo...

Muy buena, José Miguel, muy buena. Como buena la palabreja del principio: blogueína. Ridao estará contento. Un abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Querida Aurora muchas gracias; las gafas son de una publicidad de éstas que aparecen a veces por los institutos, y es una autofoto que me hice de güasa con unos compañeros. Me alegro mucho de que te haya gustado.
Un fuerte abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Paco. Espero que la disfunción de Ridao tenga que ver con la Feria.Un fuerte abrazo.

Las esquinas del dia dijo...

Un poema muy sugerente, José Miguel. Algunos versos me han traído el recuerdo del mejor (y más dislocado) Vallejo. Por ejemplo: "agonizo de escalafón y muero de manual".Hablo, entiéndome, de resonancias propias, no de influencias.
También yo echo de menos a Ridao, y me intriga su "disfunción". Hoy por hoy, y gracias a la publicidad,la expresión "disfunción eréctil" está lexicalizada, pero supongo que la cosa -y que Ridao me perdone- no irá por ahí.
Saludos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Luis. Vallejo es un poeta que transmite una pasión y humanidad particular a su poesía, tal como hace Celaya a su manera.
Sobre Ridao espero yo también que no se trate de esa disfunción, pues el teclado sigue siendo manual (él entenderá la broma).
Un abrazo.