MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 20 de febrero de 2010

AEROPUERTOS: VARSOVIA-KATOWICE


Aquel extraño y hostil aeropuerto


donde el pasaporte te lo visaba


un militar que te recordaba


viejas historias de agentes secretos,


donde los taxistas te están esperando


en la terminal con miradas atentas


y distantes bigotes frente a las puertas,


como barreras contra esa Varsovia


que acero y cristal escupía en la noche,


todo dejaste atrás aliviado


y tenso, andando en la cuerda floja


de un ciego amor que no acepta derrotas,


en busca del vuelo interior y nocturno


que en mínimo jet tembloroso y estrecho


a Katowice te condujera,


pequeño aeropuerto o supermercado


mejor lo llamaras de luces escasas,


cercado de un bosque prieto y nevado,


que contemplabas tras los cristales,


de cuyas profundidades querías


ver surgir, como dríade blanca,


la chica por quien habías dejado


el sol y el calor de tu tierra lejana.

6 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Qué bien este poema y cómo se respira esa tristeza y desangelamiento (no sé si esto se dice o no) de los aeropuertos... y más los del este. Gracias, JM, meláncolico sábado así... (también me ha recordado a Vuelo nocturno...)

PS: ¿Por qué los aeropuertos son tristes y en cambio las estaciones de tren o autobús tienen otra cosa, más alegre, creo?

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Aurora. Es cierto lo que dices sobre aeropuertos y estaciones. Nunca había pensado en ello. Quizás se deba a la menor sofisticación, y /o a la seguridad de seguir atado a la tierra... Los aeropuertos del Este, sobre todo los secundarios, son pequeños y semivacíos, como un supermercado cerca de la hora del cierre. Provocan una extraña sensación de soledad y extrañamiento como no he sentido en ningún otro lugar. Un fuerte abrazo, Aurora, y un feliz fin de semana que no sea melancólico.

El alegre "opinador" dijo...

Preciosa imagen de la añoranza José Miguel.
Un saludo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, amigo Opinador. Nos leemos.

Paco Gómez Escribano dijo...

Muy buena la descripción del ambiente tan frío e inhóspito con la belleza poética de tus versos. Un abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Paco, aprecio mucho tus comentarios. Un abrazo.