MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

sábado, 31 de octubre de 2009

LISTA DE LOS DIFUNTOS




Los átomos de los difuntos, Álamos sin su memoria,

comparten, ensanchan olvidos, esquelas del purgatorio.

¡Muertos del alma, a quienes recuerdo a la desesperada!

Rindo homenaje a sus huesos entrechocando los míos,

rezando al rayar la mañana a su ristra de nombres en alza.

jueves, 29 de octubre de 2009

ALUCINACIÓN LECTIVA



Esta tarde salí con la cabeza como un bombo del instituto después de "gestionar" -como dicen los pedantes- una última clase de cerca de una treintena de 'preadolescentes' en ebullición. Después de una breve siesta dada para ver si me recuperaba del dolor de cabeza, me despierto oyendo en la radio que el ministro del ramo propone elevar la edad de escolarización obligatoria hasta los 18 años. Mi primera reacción fue pensar cuántos años me caerían si me colara en el ministerio con una metralleta y me cargara a los que se han cargado, a su vez, la enseñanza pública. Tras recobrar la serenidad, vi que esta medida demagógica, que sólo pretende atenuar temporalmente las cifras del galopante fracaso escolar y del paro juvenil, convertiría a los centros, -"guarderías levemente informatizadas" a decir de la extraordinaria Mercedes Rosúa, cronista privilegiada de la destrucción de la enseñanza española. Con tres palabras definió la vida española desde la Transición, "tiempo de chantaje"-, con su carga de objetores escolares a partir de los 14 años, en auténticas ollas a presión de inviable manejo. ¡Convertir nuestro ya raquítico bachillerato, el más corto de Europa, en un 5º y 6º de ESO, a mayor gloria de la funesta LOGSE-LOE del centenario partido! Dicha ley, que copió el modelo de la "escuela comprensiva" cuando ya estaba demostrando su fracaso en Inglaterra, obliga a escolarizar juntos por edad a los alumnos, sin permitirles a éstos opciones o itinerarios adaptados a sus intereses, que ya están en gran medida claros a los 14 años, condenando a muchos al hastío, y al resto a la tiranía de los boicoteadores de aula ¡Generaciones sacrificadas en el altar de un dogma pedagógico! Y ahora que me llamen 'segregador' y 'elitista' algun@s de es@s grotescos hombres-anuncio de ideologías liberticidas que se pasean por los centros: La realidad es terca, y tenemos, por primera vez en la historia de España, una generación que cuenta con menos titulación que la anterior.
Ahí va un pequeño poema en desagravio:



ALUCINACIÓN LECTIVA

A José Hierro

Sombra hormiga,

dudosa cortina,

rareza del viento

ensortijado.

Carnaval violento

entre épicas de silencio.

Hay hambre de rima

¡Ja!

y un tedio enamorado.



miércoles, 28 de octubre de 2009

JUDIT Y HOLOFERNES

Me precio de tener como amigo a Javier Molina, gran pintor, gran profesor y gran persona. Haber vivido juntos épocas difíciles nos hizo desarrollar una profunda camaradería que trascendía nuestras diferentes visiones del mundo. He aquí un poema inspirado en su cuadro homónimo, que tengo el honor de poseer:





               JUDIT Y HOLOFERNES



Onda pura rosada la piel de Judit en el lecho,

donde husmea un gatuno y gris Holofernes, perdido

por montuosos meandros que otean pezones sagrados.

Animalesco caudillo, guerrero ahíto de sangre,

busca el calor femenino donde se salve su savia,

ciego al hierro que anida bajo su presa adorada.

martes, 27 de octubre de 2009

NUEVO MERCADO CENTRAL EN CÁDIZ

Ayer hubo una jornada de puertas abiertas en el mercado central reformado. Tras bastante tiempo de obras han vuelto las gaviotas al tejado de éste. Ya no tienen uno a dos aguas como antaño




sino una superficie lisa, que no sé si les resultará más cómoda, o, en todo caso, indiferente. Ya echaba algo de menos a estas criaturas inquietantes que te sobrevuelan con absoluto desparpajo, como pasando de tu condición de rey de la Creación. Ésta es ya, lo sé, una foto para la nostalgia de los más "gaditas". Primero, llegaron Derribos Arias e hicieron el gran estropicio:
,



Y dejaron un espacio bastante agoral:





Pero como en Cádiz no hay ninguna escuela peripatética, estos caballeros siguieron con su ansia babélica,




hasta culminar su obra con un toque de jardín zen:




La verdad es que ha quedado bastante bonito, y todavía no se ha dejado notar ninguno de esos "artistas de la calle" que deja su marca como perro que levanta la pata... Bueno, espero, en todo caso, que después de tanta foto ningún desagradecido me considere un "mirón de obra" más...

domingo, 25 de octubre de 2009

MAÑANA DE DOMINGO




Suenan colores por la mañana;

Bach orquesta el tránsito de chaparrones a soles,

mientras despierto entre sílabas griegas.

Los gorriones, sutiles, recorren a saltitos,

en busca del pan prometido, mi tornasolada terraza.

La perra me observa desde su sueño en alerta,

y las campanas me invitan a consagrar esta tregua,

regusto de un tiempo más oblongo y misericorde,

que la casa durmiente me otorga.

RITO DE EROS





La excitación se ha vuelto palabras.

El cuarto deseo no es concedido sino a mis manos,

y su desnudez detenida reclama

el rito de que la dé por vencida su esclavo.

viernes, 23 de octubre de 2009

NOCHES DE CÁDIZ





Entre mediados de los años 80 y comienzos de los 90 la noche gaditana tenía unos itinerarios muy precisos, que recorríamos con rutina de via crucis. Recuerdo algunos locales como el "Andova", de mis primeras salidas con los amigos, y que albergaba a los más "modernos" de entonces, otros de  vida más longeva como el "Cómic", el "Jopo de topo", y otros que han cambiado recurrentemente de nombre y ambiente en Cádiz centro. Entre las luces de neón, la música y las miradas cargadas había cierto sentimiento de soledad y futilidad que no llegaba a ahogar del todo, por muy bien que terminara la noche. El primer poema me sobrevino en el "Búnker", local de estrecheces heroicas, y el segundo en un bar situado un poco más allá en la sempiterna calle Manuel Rancés, donde andamos a refugiarnos de la policía. Uno, que ya ha dejado de frecuentar la noche, sólo lamenta haber perdido de vista a la inmensa mayoría de los noctámbulos de entonces, a los que me sentía unido por cierta solidaridad misteriosa, y que no han sobrevivido, en la memoria del día, a la caducidad de la tramoya que albergaba nuestra presencia.

PUM PUB 


En el pub panza arriba

la dirección de las botellas

ilumina el paisaje,

y las copas invierten su pasado.

Atónitos, los guapos

espían su dorada soledad.


 
CARGA POLICIAL EN MANUEL RANCÉS


Gaditana que cantas “fanfarrones”

mientras cargan de noche en una calle

de bares y de luces maquillada,

tu dulce voz me abstrajo del tumulto:

Perdona el homenaje de quien hace

de la vida palabras.

jueves, 22 de octubre de 2009

RECUERDO DE LEYRE



Ha muerto el padre Plácido, nombre de religión de Miguel Gil Imirizaldu, tras larga y penosa enfermedad en el monasterio de Leyre, donde vivía. El padre Plácido vio publicada hace 3 años su Un adolescente en la retaguardia. Memoria de la guerra civil (1936-1939). Este libro me impresionó profundamente en su día por la viveza de su testimonio y sus recuerdos: con 15 años al comenzar la guerra civil, el joven novicio, superviviente del asesinato de los monjes que formaban la comunidad del monasterio del Pueyo (Barbastro), narra cómo consiguió sobrevivir en zona republicana ejerciendo diversos oficios (cocinero, camarero) para las fuerzas que lo "liberaron". Sorprende la objetividad y comprensión -tan extrañas a los herederos actuales del odio desfogado en esa guerra- con que narra todas estas vicisitudes, que sólo pueden provenir de un auténtico perdón. En momentos dados expresa su admiración por la fuerza de convicción de los anarquistas que recorren los pueblos de Aragón, y describe los estragos cometidos por ambos contendientes. Recuerdo sus noches pasadas al raso bajo las estrellas huyendo de bombardeos y tropas, y sus esfuerzos por seguir estudiando latín. Hace un par de veranos visité el monasterio de Leyre, y me interesé por conocer al padre Plácido; me dijeron que estaba muy enfermo, recibiendo constantes cuidados y en un estado semiinconsciente, así que no insistí, y me dediqué a recorrer la belleza agreste de esos lugares, y a aprovechar el recogimiento de la convivencia con la comunidad de monjes durante unos días para aclarar mis ideas, que falta me hacía. Descanse en paz el padre Plácido.

martes, 20 de octubre de 2009

RAZONAR A DIOS





Últimamente doy gracias a Dios cuando termino un libro, por lo que me haya enseñado, y pensando quizás también en que sea el postrero, dado el sentido de aceleración del tiempo que uno experimenta a medida que se va haciendo más viejo. De este libro de José Antonio Sayés, que pensé al principio que no iba a terminar, me han calado su concepto de la postmodernidad (superación negativa y relativista de la modernidad como carcoma de los pilares de la razón), y su idea de que la razón humana puede darnos pruebas de la existencia de Dios (lo que imagino que otros refutarán), pero nunca con una evidencia experimentable, que deja en el campo de la libertad humana la elección o no por Dios. Un poco frecuente maridaje de erudición, y de sencillez y claridad expositiva, propio de quien parece dispuesto a remangarse los puños de la camisa y a "hacer el ridículo por Dios".

TARDE DE CERCO





¿Qué ocultan los balcones soleados?

Sonríe la blancuzca verja ahora.

Nada trasciende de los edificios,

mundos intemporales, confortables,

fondo falso de la memoria atada

al descubrir en torno lo prohibido:

El almacén cerrado y sus negados géneros

obviaron la rutina de la elección creciente.

sábado, 17 de octubre de 2009

IMPRESIONES Y POEMAS


Siguiendo los consejos de un buen amigo, me he decidido al fin a crear mi propio blog. Los que seáis un poco cinéfilos habréis reconocido en mi foto de perfil a Anatoli Solonotsyn (el Escritor) acercándose al Cuarto en la maravillosa Stalker de Andrei Tarkovski. Me siento, así como él, algo angustiado al aproximarme a una técnica y a un formato nuevos para mí. No obstante, al igual que esta extraordinaria película espero que me ofrezca siempre nuevas sorpresas y lecturas. He aquí un pequeño homenaje:



EN POS DEL STALKER



Sigo al stalker por entre las luces distorsionadas

de este mundo mutante y acuoso que llaman la Zona.

A unos los hemos perdido tras un muro musgoso

que nos separó de improviso; otros desaparecieron

sin dejar siquiera el eco de su gemido.

Sólo quedo yo, y este guía algo simple

(sonríe ante puertas atroces, llora por desconocidos)

en busca del Cuarto que en medio –dicen- de tundras y ruinas

concede deseos a quienes la Zona permite acercarse.

Perdido, hecho sombra de lo que fueron mis ilusiones,

di el paso, ahora el solo camino me justifica,

puesto que ignoro qué balbuciré si llegamos al Cuarto:

No tuve siquiera el coraje de tener ambiciones,

ni la humildad con la que el perrito tirita de frío;

¡felicidad! ¿qué es? Valor y fe mejor me valdrían

contra el tedio desesperanzado del mundo de afuera.

Mi torpe Virgilio señala un recodo en el túnel astroso.

Debo estar preparado –me dice-, el final está cerca.