MEMORIA MÉTRICA

Miscelánea del poeta y traductor José Miguel Domínguez Leal

lunes, 16 de noviembre de 2009

LOS EMBOSCADOS




Una humedad frondosa recubre

la noche muy anticipada de otoño.

Bustos de próceres en muchedumbre

jalonan mi paso de inútiles logros

en esta alameda donde se recluyen,

pues entre las ramas quedaron absortos.




7 comentarios:

Paco Gómez dijo...

Precioso, José Miguel. Un abrazo.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias, Paco, me alegro de que te haya gustado. Hasta pronto.

Máster en Nubes dijo...

Me ha gustado a mí también. Y me encanta la palabra próceres, los próceres de la patria se decía antes... Y absortos también me gusta, quedarse absorta...

Saludos, Sr. Domínguez.

Aurora

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias por su comentario. Hay palabras perdidas en la memoria que sólo te vienen en el curso de la inspiración poética. Compuse este poema durante un paseo nocturno por la Alameda Apodaca en Cádiz donde hay varios bustos ocultos casi por la vegetación. Un cordial saludo, Sra. Pimentel.

José Miguel.

ferabt dijo...

Preciosa imagen en la que adivino un monstruo arboriforme, acuclillado y sensual.
Esos próceres de la patria que menta Aurora están todavía vigentes en Hispanoamérica, al menos en la lengua cervantina que con ellos compartimos. Qué delicia oír la expresión porque me permite trasladarme con el recuerdo a esas queridas tierras.
Me gusta mucho el primer verso, Domínguez.
Fernando Abad

ferabt dijo...

Preciosa imagen la de la foto que me recuerda a una monstruo arboriforme, luciendo acuclillado y sensual su hermosa musculatura vegetal.
Esos próceres de la patria que menta Aurora están todavía vigentes en Hispanoamérica, al menos en la lengua cervantina que con ellos compartimos. Qué delicia oír la expresión porque me permite trasladarme con el recuerdo a esas queridas tierras.
Me gusta mucho el primer verso, Domínguez.
Fernando Abad

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muchas gracias Fernando. No sé si habrás leído la entrada que te dediqué, RESURRECCIÓN. Un abrazo.